•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) y el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) anunciaron que mantienen una “vigilancia continua” tras dos sismos de 5.5 y 4.2 grados registrados la madrugada de ayer y la noche del sábado.

El sismo de 4.2 grados ocurrió la noche del sábado, cerca de Masachapa, y el de 5.5  la madrugada del domingo, cerca de Cosigüina.

Un comunicado divulgado por el Sinapred indica que a la 2:55 de la madruga de ayer hubo un temblor de 5.5 grados en la escala Richter, que ocurrió a 73 kilómetros al suroeste del volcán Cosigüina, en Chinandega, con una profundidad de 36 kilómetros. El sismo también se sintió en El Salvador.

En los municipios de Corinto, El Viejo, Morazán, El Realejo, Chichigalpa y Chinandega el sismo fue percibido, según reportes del Sinapred. 

Ese fue el segundo sismo de gran magnitud en Nicaragua en pocas horas, pues por la noche del sábado hubo otro de 4.2 grados, cerca de Masachapa, de acuerdo con el Ineter.

“Los reportes de Ineter (indican que) ambos eventos fueron provocados por los choques de las placas Cocos y Caribe. Estos eventos ocurren con bastante frecuencia en esta época del año, sin embargo, se mantendrá vigilancia continua de estos fenómenos tanto a través de la Central Sísmica de Ineter y de los Consejos Municipales de Prevención de Desastres”, señaló el Sinapred en el comunicado. 

Lea:  No se pierda el especial sobre el terremoto de 1972 en Nicaragua

Recomendaciones

Las autoridades recomendaron “revisar con toda la familia el plan antiterremoto y poner en práctica todas las medidas de prevención”.

“Se recomienda a la población mantener la calma ante estos eventos y aprovechar para revisar con toda la familia el plan familiar antiterremoto y poner en práctica todas las medidas de prevención que se han sugerido para reducir el impacto de estos fenómenos en los miembros de la familia”, sugirió el Sinapred.