•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

En la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) desapareció el sistema de “aprobados y reprobados” para quienes hicieron el examen de admisión, y la UNI entregará sus 1,535 cupos disponibles a los muchachos que, al hacer el test sicométrico, hayan mostrado mejor aptitud para estudiar ingenierías, explicó el ingeniero Freddy Marín, vicerrector académico de este centro público de educación superior.   

“Ya desapareció el sistema de aprobados o reprobados desde la admisión para el año 2017, cuando empezamos con este sistema  en el que el muchacho debe hacer un test  psicométrico que tiene un mayor valor, desde ahora lo implementamos con más seguridad”, sostuvo Marín.

Desde este 8 de enero, los jóvenes que hicieron el examen de admisión, podían revisar en la página web de la UNI si son uno de los clasificados. Marín sostuvo que la prematrícula total en diciembre quedó en 4,449, de los cuales 3,106 correspondieron a Managua.

De los 3,106 inscritos en  Managua, un total de 2,886 se presentaron el pasado  27 de diciembre a realizar el examen en la UNI en su sede central. 

Este año la UNI aumentó a 120 los cupos para Ingeniería Agrícola, ante eran solo 80 los espacios disponibles. “En el caso de la Ingeniería Agrícola, esta es una carrera prioritaria para el país”, dijo Marín.

En cambio, la UNI disminuyó  los cupos para Ingeniería Industrial, de 160 que se otorgaban, el número bajó a 120.  “La Ingeniería industrial es una carrera que la ofertan la más de 50 universidades que hay en el subsistema de educación superior y este es un aspecto que se tomó en cuenta”, comentó el vicerrector. 

Ingeniería Civil fue la carrera más demanda con 941 solicitudes, pero solo se otorgan 200 cupos. Ingeniería Industrial le sigue con una prematrícula de 707, aunque la cuota es solo de 120. En tercer lugar está Ingeniería en Sistemas con 526 solicitudes y el cupo es de 120, mientras 388 estudiantes optaron por Arquitectura y compitieron por 80 cupos disponibles.

Esas son las carreras de ingenierías más demandadas. Las autoridades de la UNI darán hoy detalles de todo el proceso durante una conferencia de prensa. 

No obstante, Marín explicó ayer que “todos los cupos aprobados por el Consejo (de la UNI) van hacer entregados a los muchachos.  Ahora preferimos escoger jóvenes que tengan la aptitud”. 

“El sistema que teníamos antes no era muy objetivo, porque era solamente un examen de matemáticas y se llegó a la conclusión que no queremos expertos en matemática, este puede ser alguien que tal vez tiene aptitudes para la contabilidad, para administración de empresas”, reiteró. 

El test psicométrico aplicado a los aspirantes tuvo un valor del 60%, también hicieron un examen de matemática con un 20% de valor y las notas del IV año y V año igual tuvieron un total del 20%.  

Para hacer el test psicométrico los jóvenes “no tuvieron que tener una capacitación previa, porque este test  mide las aptitudes naturales, inherente a la personalidad de cada quien, en el caso de la Ingeniería y la Arquitectura se mide la inteligencia espacial y para esto nadie puede ser capacitado, ya viene esto es inherente en  cada muchacho”, sostuvo Marín. 

 “Así como hay personas que tienen una habilidad para platicar hay otras  que tiene  capacidad de poder ver el espacio, de detectar figuras, las líneas, la vinculación entre una línea con la otra. El test psicométrico tiene un mayor puntaje, porque verdaderamente más que un matemático nos interesan muchachos que tengan las aptitudes para poder estudiar Ingeniería, para encargarnos de convertir esa aptitud en destrezas y habilidades, en competencias para las ingenierías y arquitectura”, reiteró.