•  |
  •  |
  • END

El Vicepresidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Abelardo Mata, confirmó ayer que la Iglesia Católica solicitó formalmente un encuentro con el Gobierno para abordar los temas que aquejan al país.

Mata expresó que el martes pasado la Conferencia Episcopal hizo llegar una carta al Presidente de la República, Daniel Ortega, pidiendo un diálogo, y que aunque hasta el momento no han recibido respuesta, han observado que el Gobierno está anuente a dicha solicitud.

El consejero de temas sociales del Gobierno, Orlando Núñez, expresó ayer en un medio televisivo nacional, que existe una buena disposición de parte del gobierno de conversar con la Iglesia Católica, tal como lo ha hecho con la Evangélica.

Según Mata, desde diciembre del año pasado existe la voluntad de la Conferencia Episcopal de reunirse con el Gobierno, pero pese a las repetidas solicitudes, nunca obtuvieron una respuesta.

El aborto terapéutico

De entrada, Mata no quiso mencionar temas específicos que abordarían si el Gobierno llegase a aceptar la solicitud, sino que se limitó a decir que plantearían asuntos de interés nacional. Pero tras insistir sobre los principales aspectos que a la Conferencia le interesa abordar, mencionó el de la posible restitución del aborto terapéutico.

Sobre ello, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal descartó que los rumores sobre una posible restitución del aborto terapéutico en la legislación nacional, responda a un interés del Gobierno de callar a la Iglesia Católica, luego de que ésta se manifestara sobre la denuncia de fraude electoral en las elecciones municipales de noviembre de 2008.

“No queremos pensar que las cosas se hacen por oportunismo político y no por convicción”, señaló al respecto.

Lo que no quieren escuchar

El jerarca católico no quiso calificar cómo está la relación entre la Iglesia Católica y el Gobierno del presidente Ortega, pero refirió que al igual que con los gobiernos anteriores, “es normal que haya problemas con la autoridad, más cuando a ésta se le dice lo que no quiere escuchar”.

En respaldo a la posición del secretario de la Conferencia Episcopal sobre las declaraciones del procurador General, Hernán Estrada, Mata señaló que los miembros de las estructuras de la Iglesia Católica no son políticos, pese a que, según dijo, muchos creen que son “políticos sabios”.