•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

 Frente a un inminente fallo de culpabilidad que podría costarles una condena de hasta diez años de prisión quedaron este martes tres acusados de traficar con  migrantes cubanos y africanos.

Esto porque los dos agentes policiales que declararon como testigos afirmaron ante la jueza Rosario Peralta, que los acusados Leónidas José Espinoza, Freddy Matute Espinoza, Francisco Espinoza Montoya fueron capturados in fraganti transportando a 20 migrantes.

El oficial Geldin Díaz detalló ante la titular del Juzgado Tercero Distrito Penal de Juicio de la capital, las funciones que realizaban los acusados la noche del 25 de junio de 2017 cuando fueron capturados.

Funciones

Leónidas José Espinoza era el propietario y conductor del camión en el que transportaban a los africanos y cubanos; Francisco Espinoza Montoya era el  ayudante y Freddy Matute servía de guía, detalló el policía.

Al momento de la detención Leónidas Espinoza conducía el camión placa M117520. Francisco Espinoza lo 

acompañaba en la cabina  y Freddy Matute iba  en la parte trasera del camión con los migrantes ilegales, precisó el testigo.

Los tres acusados pertenecen a un grupo de traficantes de migrantes ilegales, que era jefeado por un hombre apodado “El Capi”, quien todavía no ha sido capturado, indicó el declarante.

La investigadora Gala Ruiz, al declarar como testigo dejó incorporadas como pruebas las actas de detención de los acusados, los 120 dólares que los migrantes entregaron a Freddy Matute y los teléfonos que este les exigió que le entregaran.

Anteriormente, en una audiencia de anticipación de pruebas, tres de los 20 migrantes ilegales al declarar como testigos de cargo también incriminaron a los tres acusados.