•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Celia Obando es la única chinandegana que trabaja el bambú en el Parque Nacional de Ferias de Managua.  Aprendió a trabajar artesanías de madera, que ahora mezcla con varetas de bambú, para crear bonitos adornos para colgar en paredes de una vivienda.

“La tendencia es que el nicaragüense adorne su casa con nuestras artesanías. Que el extranjero encuentre útil nuestras obras. Diversificar nuestros productos e involucrarnos productores y artesanos en este negocio”, dijo quien ganó un importante premio durante el concurso de artesanías 2017.

Fue por ello que cuatro municipios de Chinandega están inmersos dentro de un proyecto agroecológico, del que no se precisa cuánto es el monto de esta inversión gubernamental.

“Incentivamos a pequeños productores de San Pedro de Cuajiniquilapa, de San Juan de Cinco Pinos, Villanueva y Posoltega, para que dediquen una parcela para el rubro de bambú, cuya producción se entregaría a los artesanos nacionales”, dijo Doris Centeno, delegada del Ministerio de Economía Familiar.

Centeno explicó que 8 agricultores de estos municipios norteños sembraron bambú. Dos cultivan una manzana cada uno, otros seis media manzana, para un total de cinco manzanas, dijo la funcionaria.

A US$5.00

El proyecto es de mejoramiento de la artesanía nacional. Hay necesidad de ampliar el área de siembra y por ello se entregaron 280 plántulas, que tienen un costo de US$5 en el departamento de Chinandega.
Aunque el rubro dará sus primeras varetas en cinco años, hay experiencia en el uso del bambú, porque se ha utilizado para hacer barreras rompevientos o cercas vivas y también para la construcción de viviendas.

Félix Carrillo, de Villanueva, es uno de ellos. “Yo lo he utilizado como madera para hacer media aguas para cocina, pero en septiembre me entregaron 35 plantas para mi media manzana, y tengo la esperanza que tendré buena producción, porque ya no es tan rentable vivir del maíz o el frijol”, precisó.

La delegada de Mefcca puntualizó que dos emprendedoras de Chinandega reciben una capacitación intensa con un especialista de China Taiwán que les enseña cómo trabajar las varetas en los diferentes productos que se exponen en las ferias.

Los productores norteños buscan nuevos cultivos para diversificar la siembra de granos básicos y romper con el mito de que el bambú solo sirve como planta ornamental.