•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Durante las últimas 24 horas Centroamérica ha registrado 57 sismos, de los cuales once ocurrieron en Nicaragua, dijo la vicepresidenta de este país, Rosario Murillo.

En nuestro país se registraron once sismos en las últimas 24 horas, hubo uno en Acoyapa, Chontales, de 3.4 grados de magnitud a las diez de la noche, después del sismo grande en Honduras; luego tuvimos sismos en Managua, Chinandega, Telica y otros sectores del país, todos menores a los cuatro grados de magnitud”, mencionó Murillo.

También se refirió a la alerta en relación con un posible tsunami en las costas del Caribe, la noche de ayer, desde Honduras, donde se dio el terremoto de 7.6 grados, hasta Panamá y luego Jamaica, Cuba, Puerto Rico, Isla Caimán, entre otros.

“Anoche nos alertó este sismo inusual de 7.8 grados, primero, y 7.6 después, afortunadamente a la medida que se fueron ajustando las alertas se descartó un posible tsunami en nuestro país, y bueno, nos permitió ejercitarnos y comprobar la capacidad que tenemos para afrontar estas alertas, desde el Ejército, la Policía y el Ministerio de Gobernación, todos en alerta y atentos para proteger la vida de los nicaragüenses” destacó la vicepresidenta nicaragüense.

En Honduras se declaró alerta verde por doce horas para los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Atlántida e Islas de la Bahía; también se restringió la salida de las embarcaciones de  bajo calado por peligro de ser arrastrados por corrientes marítimas.

Según la información brindada por Murillo, luego del terremoto no se reportan víctimas en Honduras, solo fisuras en dos viviendas.

El fin de semana pasado Nicaragua sufrió dos sismos de gran magnitud, por lo que el gobierno declaró un monitoreo continuo a la situación.

Pero Nicaragua no estuvo sola sufriendo sismos, pues también se registraron temblores en El Salvador, Guatemala y México, sin ocasionar daños humanos.

El terremoto de 7.6 grados de anoche sorprendió a la población del Caribe de Nicaragua, una zona que sufre pocos sismos.

Tras el sismo, los pobladores salieron de sus casas, alarmados.