Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

El ministro de Educación, Miguel de Castilla, ayer aseguró que este año comenzará un proyecto piloto que implementará exámenes orales y públicos, para que los estudiantes puedan aprobar su secundaria.

“Este sistema de los años cincuenta y sesenta yo lo viví y es muy efectivo. Ahí es donde un estudiante para graduarse tiene que demostrar el dominio de sus conocimientos. Comenzaremos con los estudiantes de IV año”, dijo.

Para elevar calidad en la educación

El ministro también explicó que habrá un jurado de tres personas que hará preguntas de todas las materias vistas y valorará las respuestas. A la presentación cualquiera tendrá acceso, lo que podría incluir “hasta a medios de comunicación” si éstos están interesados.

Con este sistema de calificación durante el año de estudio, se mantendrán las pruebas sistemáticas, pero el examen oral tendrá un fuerte peso para la nota final. Consideró que esto debe verse como una forma para elevar la calidad de la educación en Nicaragua, y no como una forma de presión para los estudiantes.

Al preguntarle qué sucederá con el estudiante que no pase la prueba pública, la contestación del ministro fue enfática: “Queda aplazado”.

“Primero vamos a pilotarlo, y el próximo año será efectivo para todos los estudiantes de V año de secundaria”, aseguró.

Nuevos libros de texto en julio

Por otra parte, De Castilla comentó que a en mayo comenzará la publicación de los nuevos libros de texto, y espera comenzar a distribuirlos en julio y a más tardar en agosto. Los mismos están dirigidos a primaria y a los primeros tres años de secundaria.

Señaló que a través de una comisión técnica se está estudiando la entrega de estos libros y creando metodologías de uso de los mismos, ya que son muy caros, por lo tanto se planteó que se entregarán a los estudiantes para ser usados en las aulas, sin embargo, no podrán salir de los centros de estudios para evitar su deterioro, que se pierdan o que alguien los venda.

“Es una inversión de 10 millones de dólares y queremos que al menos cada uno tenga una duración de 5 años en uso. Ni la cooperación internacional y mucho menos Nicaragua, tiene fondos para dar libros de texto cada año”, alegó.

Estos libros abordarán las materias de Física, Química, Sociales e Historia, entre otras. Recordó que en el caso de los libros de matemáticas de primaria, 90 mil ejemplares fueron donados por un programa impulsado por el Gobierno de Japón, los cuales ya fueron distribuidos.

Una parte de estos textos es bilingüe y será destinada a la Región Autónoma del Atlántico Norte.