•  |
  •  |
  • END

El dictamen del Instituto de Medicina Legal, IML, realizado por el doctor Silvio Mora Rocha, coincidió con el peritaje trazológico de la Policía Nacional para determinar que la muerte de Jessenia González Galindo, de 18 años, ocurrida en un autohotel del municipio de Tipitapa el mes pasado, fue un suicidio, aunque sus familiares sostienen que se trata de un homicidio ejecutado por Gilbert Antonio Castillo Zavala, de 56 años, con quien Jessenia tenía un romance de poco más de dos años.

“El estudio post mortem y desde el punto de vista médico legal, establece que se trata de una muerte violenta compatible con etiología suicida”, refiere el dictamen conclusivo del IML.

Cabe señalar que la muchacha, al momento de realizarse la detonación de contacto, estaba en estado de ebriedad, con 2.95 grados de presencia de alcohol etílico, la dirección del disparo fue de derecha a izquierda, explica el dictamen de Medicina Legal.

Aunque hay más preguntas que respuestas en este caso, la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía, manifestó que en base a todos los peritajes realizados, se trató de un suicidio, y que la trayectoria de la bala que rebotó por poco también da muerte a Nimia del Carmen Galindo, de 21 años, hermana de la fallecida.

Dicen que se mató frente al espejo

“El resultado balístico dice que ella se dispara y lo hizo frente al espejo, todos los peritajes realizados coinciden en que la trayectoria del proyectil va de adentro hacia fuera y ascendente”, dijo la comisionada mayor Reyes.

Al preguntar sobre la prueba de productos nitrados, la comisionada respondió que se le realizó a las tres personas que estaban en el cuarto, los tres resultaron positivos, pero que eso no determinó quién disparó sino el estudio trazológico, que fue específico para concluir que fue un suicidio.

Por su parte, doña Adelina Galindo Siles, tía de Jessenia y de Nimia, aseguró entre sollozos que no fue un suicidio, que la Policía está del lado del asesino de su sobrina.

“Ella --Jessenia-- era una muchacha llena de vida, nunca expresó deseos por quitarse la vida, es más, estaba feliz porque iba a ser madre por primera vez, no creemos eso de que se suicidó, hubo mano criminal y mi hermana ha pedido en reiteradas ocasiones justicia”, afirmó Adelina.

Y es que la mamá de la joven fallecida, María Concepción Galindo Siles, está en un centro asistencial debido a complicaciones de salud, por la muerte de su hija. “Es un golpe que no fácilmente se puede recuperar, es un pedazo de tu ser que mataron, aunque ahora dicen que ella se mató”, declaró Adelina.

Por su parte, Nimia, que tiene varios meses de gestación, reiteró que ella jamás creyó que su hermana se disparó a como se lo intentó hacer creer Gilbert aquella fatídica noche del 24 de marzo.

No la dejó llamar a nadie

“Él me dijo: tu hermana hizo una c… ¿por qué si ella se disparó, él no me dejó llamar a nadie?, en dos ocasiones intenté llamar desde el celular de Jessenia y él me lo impidió, mi hermana ni podía usar un arma”, relató entre llantos Nimia.

Los familiares de Jessenia González Galindo aseguran que por el hecho de que Gilbert es una persona con dinero, es que todo ahora resultó a su favor.

Este trágico hecho ocurrió la noche del martes 24 de marzo en la habitación número siete del autohotel “El Calmante”, ubicado en Tipitapa.

La comisionada mayor Reyes manifestó que la tarde del martes, Gilbert llamó a Jessenia para que se vieran en el bar “El Manglar”; después se fueron a otro que no precisó y terminaron en el bar “Lucy”, ubicado por el Carric; después de dirigieron en la camioneta Ford, verde, placas M 131 466, propiedad de Gilbert Castillo al motel.

Jessenia González Galindo apareció muerta con un impacto de bala en la cabeza, realizado por un arma Austria 9 milímetros serie ARA 489, propiedad de Gilbert.

Los familiares de la fallecida dijeron a EL NUEVO DIARIO, que sólo esperan que la Policía responda: ¿cuál es la verdadera razón por la qué Gilbert le quitó el arma a su hermana y la colocó en el tanque del inodoro?, ¿el tiempo que tardó la institución para decir que era un suicidio?