•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Johana Isabel López Fonseca, de 39 años, murió la madrugada del jueves después de recibir una golpiza. Según sus familiares, ella falleció la madrugada de ayer (jueves), en la vivienda de su hermano mayor Manuel López Fonseca, situada en la comarca El Conejo, en el kilómetro 32 y medio de la carretera vieja a León.

“Johana en dos ocasiones me confesó que su pareja (Álvaro de Jesús Hernández Zamora) la había agredido. La primera vez que me lo dijo fue hace como tres meses y la otra fue el pasado 3 de enero. Ella no decía nada a nadie porque no quería que se diera cuenta su mamá, porque es diabética y no quería preocuparla”, indicó Daniela Pineda, esposa de Manuel, hermano de la víctima. 

La agresión que sufrió Johana Isabel López Fonseca fue denunciada el pasado miércoles ante la Policía del Distrito IX, del municipio de San Rafael del Sur, horas antes de que esta falleciera en el hospital. 

Juan Isaac Gutiérrez Fonseca, hermano de la víctima, fue quien denunció el caso y señaló como sospechoso a Álvaro de Jesús Hernández Zamora, con quien su hermana convivió los últimos ocho años. En ese momento lo tipificaron como tentativa de femicidio, pero ayer por la mañana, al conocer el deceso de Johana, cambiaron la tipificación a femicidio y están tras el presunto autor.

Rosa Fonseca, madre de la fallecida,  detalló que los médicos le dijeron que su hija presentaba desgarramiento pulmonar, golpes en la espalda, hemorragia interna y un hematoma en la cabeza, pero que sería el Instituto de Medicina Legal el que determinará la causa de la muerte. Johana se convierte así en la tercera víctima mortal de la violencia machista en lo que va del año en nuestro país. 

Personal del Instituto de Medicina Legal en conjunto con la policía llegaron a la vivienda de Manuel, hermano de la víctima, para retirar el cadáver, realizarle la autopsia y determinar las circunstancias en que falleció.

Madre cuenta escena

Fonseca expresó que su hija sufrió un verdadero calvario al lado de su pareja, Álvaro, quien por 8 años le dio maltrato físico y le prohibía que la visitaran. Ellos no tenían hijos en común. 

“El 24 de diciembre ella se presentó a la casa y observé que las piernas y los brazos tenían moretones. Le pregunté ¿qué le había ocurrido? Ella respondió: me golpeé. Ella nunca me dijo la verdad, ese hombre la golpeaba”, dijo angustiada la mamá de la víctima.

Rosa aseguró que el 8 de enero de este año cumplió ocho días de no saber nada de su hija y decidió ir a buscarla a su casa, ubicada en la comunidad Los Cedros, y la escena con la que se encontró fue desgarradora.

“A mi hija la encontré envuelta con una sábana sobre la cama, al lado tenía un jugo. Me dijo que Álvaro tenía tres días de no llegar a la casa. Ese hombre la había abandonado mal muerta”, recordó la angustiada progenitora. 

De inmediato, buscó una caponera y con la ayuda del conductor logró sacar a su hija para trasladarla al centro de salud de Villa El Carmen, luego decidieron remitirla al hospital de referencia nacional Lenín Fonseca.

“Los médicos de Villa El Carmen me dijeron que si llegaba con vida al hospital Lenín Fonseca era un milagro de Dios, pero logró llegar allí, casi se muere y los doctores le suministraron suero, la canalizaron”, rememoró Rosa.

La mamá de la víctima aseguró que esa noche la dejó dormida, pero en el trayecto de la madrugada una de sus hijas la llamó para informarle que Johana estaba mal.

A la mañana siguiente, Rosa llegó al hospital y su hija estaba convulsionando y hablaba incoherentemente, luego los médicos la desahuciaron y recomendaron sacarla del hospital. 

La víctima regresó a casa, pero fueron a buscar otra opinión médica y la trasladaron al hospital Manolo Morales, donde les confirmaron que eran pocas horas las que le quedaban de vida. 

La mujer deja a cinco hijos en la orfandad, con edades entre los 22 y 12 años, frutos de su primera relación.

Violencia

El año pasado 51 mujeres fueron asesinadas en el país por sus parejas y exparejas. En los primeros días de este año se reportan tres muertes violentas, dos de ellas han sido cometidas por las parejas de las víctimas.

De acuerdo con Magaly Quintana, directora de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, esta situación preocupa mucho. “En los primeros días del 2018 llevamos 3 muertes y el año pasado en los 31 días de enero hubo la misma cantidad, esto nos preocupa, al parecer será más de lo mismo en cuanto a violencia machista de parte de los hombres”, explicó Quintana.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus