•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sobre la base de abundantes pruebas ofrecidas por la Fiscalía, el juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Julio César Arias, mandó a juicio para el próximo 9 de febrero a Francisco Doña Castillo y Kevin Corea Dávila, acusados de matar al anciano Thomas Morales Alvarado, de 87 años.

La decisión fue tomada  por el judicial este viernes, al concluir la audiencia inicial donde aceptó la oferta probatoria que hizo la Fiscalía para presentar en el juicio contra los jóvenes de  20 años, quienes enfrentan  cargos por robo agravado y homicidio.

En el juicio la Fiscalía presentará como prueba la pistola Makarov, calibre nueve milímetros, que los acusados robaron a la víctima. Fue con esta arma que Kevin Corea le disparó por la espalda al anciano cuando ya estaba muerto.

Otra prueba contra los acusados que presentará la Fiscalía es un palo de tigüilote, con el cual Francisco Doña golpeó a traición en el cráneo al octogenario Thomas Morales cuando estaba en la puerta de su casa en la hacienda El Diamante, en la comunidad de San Bartolo, jurisdicción de San Rafael del Sur.

Hijo clama justicia

Como parte del cúmulo de pruebas aceptadas al ente acusador, para que en el juicio pueda demostrar la culpabilidad de los acusados, está el dictamen médico legal donde se indica que el anciano murió a consecuencia de trauma craneoencefálico, causado por los golpes dados con el trozo de madera.

Los abogados defensores de manera infructuosa pidieron que sus clientes no fueran remitidos a juicio alegando que los testigos propuestos por la Fiscalía son referenciales (es decir que supieron de los hechos después del crimen) y no presenciales.

A la audiencia se hizo presente un hijo de la víctima, quien con voz entrecortada clamó por justicia para su padre, lamentándose que el día de los hechos 22 de diciembre del 2017 no estaba para defenderlo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus