•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La embajadora estadounidense en Managua, Laura Dogu expresó este viernes que la sanción impuesta por el departamento del Tesoro de Estados Unidos a Roberto Rivas, presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), no tiene la intención de afectar al Estado de Nicaragua.

“Es importante entender que esta sanción fue contra una persona y no contra un país, obviamente va a tener un impacto pero no fue el fondo de esto. El propósito es proteger el sistema financiero de  los Estados Unidos de dinero que viene de fuentes de corrupción o también por violaciones de Derechos Humanos, pero en este caso de Roberto Rivas fue proteger”, explicó Dogu.

Arce critica

En una declaración improvisada, el asesor económico del gobierno de Nicaragua, Bayardo Arce, criticó a Estados Unidos este viernes por haber sancionado al presidente del Poder Electoral nicaragüense, Roberto Rivas. “¿Cuáles son los actos violatorios de derechos humanos?, ¿cuáles son los actos de corrupción?”, se preguntó Arce al ser abordado por periodistas mientras salía de una institución. Sancionaron a Rivas “porque se creen dueños del mundo”, dijo el funcionario gubernamental.

El 21 de diciembre pasado, Estados Unidos incluyó a Roberto Rivas Reyes en una lista de 13 personas, entre funcionarios públicos, empresarios y compañías de diferentes países, a quienes bajo la Ley Global Magnitsky se les cerró el acceso al sistema financiero de la nación norteamericana y les congelaron los activos que tuvieran en ese territorio.

Posible preocupación

La diplomática estadounidense comentó que la sanción a Rivas podría generar algún tipo de preocupación en futuros inversionistas o entre quienes ya tienen capital invertido en Nicaragua.

“Sí, puede ser un impacto porque los inversionistas de afuera se pueden preguntar, ¿si él es corrupto y se ha beneficiado de esto, quién más puede tener el mismo problema? Y, posiblemente, pueden pensar un poco más en donde meter su dinero en Nicaragua. Pero, también ellos pueden decidir invertir aquí porque hay corrupción en todos los países del mundo, depende del sistema”, comentó Laura Dogu.

La embajadora señaló que una de las mayores dudas que tienen los inversionistas está referida a la fragilidad del estado de derecho.

“La pregunta más grande aquí en Nicaragua es la falta de Estado de derecho para inversionistas, porque las personas no tiene protección bajo la ley y los inversionistas no pueden estar seguros, si su dinero está protegido bajo la Ley en Nicaragua y por esto varias empresas podrían dejar de invertir en Nicaragua, pero pueden hacer su propia decisión”, manifestó.

La Nica Act

Dogu, quien participó en un encuentro con estudiantes de las universidades estadounidenses de Cornell y Ohio, la Universidad Americana UAM y pequeños empresarios nicaragüenses, también comentó la situación del proyecto de ley Nica Act, promovido por legisladores estadounidenses con el fin de afectar algunos préstamos para Nicaragua.

“El senado acaba de introducir una versión un poco diferente que la Cámara baja, pero está pendiente para alguna discusión en el Comité de relaciones exteriores en este momento. Después, tenemos que esperar otro en el Senado y después es que puede pasar al presidente Trump para firma. Yo no sé cuándo esto va a ocurrir o si va a ocurrir, depende todo de los senadores en Estados Unidos, pero la Ley está enfocada en nuestra preocupación por el estado de la democracia de Nicaragua, del estado de derecho y en esta versión de la Ley también está enfocada en las relaciones entre Rusia, Nicaragua y Venezuela. Entonces, los senadores pueden mover esta ley cuando ellos quieran”, comentó Dogu.

Sobre el TPS

La embajadora de Estados Unidos, al referirse a la suspensión del estatus temporal migratorio (TPS) para algunos inmigrantes centroamericanos, dijo que “para Nicaragua no estamos esperando un impacto tan grande como en otros países porque aquí, creo que hay aproximadamente 2,000 personas que pueden regresar a Nicaragua, pero de los 2,000 probablemente algunos de ellos tienen otras maneras de quedarse en Estados Unidos legalmente”.

“Entonces, la gente que tiene que regresar aquí, ellos vienen aquí con diferentes habilidades, pueden hablar inglés, entienden muy bien el servicios al cliente, y otras habilidades que las empresas nicaragüense siempre están pidiendo… y en ese cuadro de servicio pueden trabajar en seguridad o pueden trabajar con equipamiento como googlegroup… Ese tipo de personas pueden encontrar trabajo aquí en Nicaragua, pero para los niños de ellos que tienen pasaporte de los Estados Unidos sí los estamos apoyando como embajada de los Estados Unidos, porque es importante para cualquier niño tener la oportunidad de seguir sus estudios”, dijo Dogu.