•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Patricia Montes, directora de la organización no gubernamental promigrante Centro Presente, y quien ha estado 9 años en ese cargo, conversó con El Nuevo Diario sobre el trabajo que esta organización está realizando a favor de las personas que han perdido el Estatus de Protección Temporal (TPS). 

Esta semana el Gobierno de EE. UU. anunció que no renovará el TPS a los salvadoreños, que se calculan en más de 200,000, y en 2017 informó que tampoco lo hará con los nicaragüenses. 

Montes, de origen hondureño, dijo que la organización está luchando para que las personas que perderán el TPS obtengan una residencia permanente en los Estados Unidos. 

¿Qué está haciendo Centro Presente en estos momentos para ayudar a todas las personas que han perdido el permiso de trabajo en los Estados Unidos?

Tenemos varios enfoques, pero dos de ellos son los principales para poder ayudar a nuestra comunidad que ha perdido el TPS. El primero es que nos estamos enfocando en la parte legislativa. 

Hay cuatro proyectos de ley en el Congreso a favor de la gente con TPS, sabemos de antemano que pasar una ley en el Congreso será una tarea muy difícil, sobre todo porque hay que tomar en cuenta que ahí apenas se está hablando sobre lo que pasará con los “dreamers”. 

Es la fecha y los congresistas no han tomado una decisión sobre lo que harán con los 800,000 jóvenes que perdieron su permiso de trabajo. De los cuatro proyectos de ley que hay en el Congreso a nosotros nos interesan dos de estos. Ambos proyectos ofrecen residencia permanente a los portadores del TPS. Será una lucha bien difícil para pasar una ley como esta, pero tenemos que dar la batalla. 

La segunda opción sería seguir agotando las instancias para que las pocas personas que puedan regular su estatus migratorio por otras vías, lo puedan hacer lo más pronto posible. Hay personas que tienen hijos mayores de 21 años nacidos en los Estados Unidos y perfectamente ellos pueden pedir a sus padres que tienen TPS para que puedan obtener la residencia permanente. Hay otras personas que tienen el TPS y están casados con ciudadanos americanos, ellos también pueden regular su situación migratoria de esta forma. En Centro Presente estamos comprometidos a buscar todas las alternativas disponibles para ayudar a la gente que tiene el TPS.

¿Están aplicando algún tipo de método para ayudar a la gente?

Claro, desde ya estamos brindando clínicas para orientar a todas las personas que posean el TPS. También, queremos ayudar a todos los jóvenes mayores de 21 años que hayan nacido en los Estados Unidos para que ayuden a conseguir la residencia permanente a sus padres, los cuales tienen el TPS. Quiero resaltar que las clínicas que estamos efectuando son completamente gratuitas para todas las personas que poseen el TPS.

Al gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, le consultamos si dará protección a las personas que han perdido el TPS, pero respondió que el TPS es un problema federal ¿qué piensas al respecto?

Él no se equivoca en su respuesta porque sabemos que la situación es del gobierno federal, y es el presidente quien toma la decisión de eliminar o de continuar el TPS, sin embargo nosotros entendemos la enorme necesidad de seguir trabajando con oficiales a nivel local ¿por qué? porque las acciones que el Gobierno tome a nivel federal tienen efecto en las localidades. 

En Massachusetts viven aproximadamente 12,000 personas que tienen el TPS, muchas de estas personas son dueños de negocios, tienen hijos que mandan a las escuelas, pagan impuestos y muchas cosas más. ¿Y qué te dice esto? Que si todas estas personas pierden el permiso de trabajo al final habrá un impacto en la economía local. Por eso es muy importante que aunque nuestros políticos locales no toman  decisión a nivel federal, es de mucha importancia que apoyen a las comunidades.

¿Cuál ha sido la reacción de la gente al haber perdido el TPS?

La gente está angustiada, muchos están muy confundidos y no entienden lo que está pasando. Desde ya nos están llamando para pedir que les ayudemos a renovar su permiso de trabajo. Nosotros les estamos diciendo que todavía no se puede hacer la renovación del TPS porque las renovaciones se comienzan a hacer hasta que haya un aviso de parte del gobierno federal, quienes establecen ciertos parámetros para hacer este tipo de renovación. Hasta el momento el Gobierno de los Estados Unidos no ha emitido nada, nosotros estamos a la espera de que el Gobierno dicte esas normas. Una vez que el servicio de migración dé todos esos parámetros, vamos a estar dando las indicaciones para que la gente pueda comenzar a renovar el TPS. 

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes que te hace la gente que ha perdido el TPS?

Me han preguntado de todo, me preguntan “qué vamos hacer con las casas que compramos; qué va a pasar con nuestros hijos si me toca irme; qué voy a hacer con el dinero que he invertido en mis negocios; qué va pasar con todo el dinero que he pagado de impuestos”. Son muchas preguntas que a uno como líder le gustaría decirles que no se preocupen, todo saldrá bien, pero lastimosamente no es así. Tienes que entender que hay personas viviendo en este país por más de 30 años, ellos han invertido toda su vida en este país.  

Muchas personas cuestionan que las personas con TPS dejaron pasar tantos años y nunca cambiaron su estatus migratorio ¿qué puedes decir sobre esto? 

Que no tienen idea en cómo funciona el sistema de ley norteamericano. Muchas personas con TPS han pasado renovando este permiso de trabajo por más de 19 años, porque no han encontrado otra forma de cambiar su estatus migratorio. En este país todo mundo quisiera tener una tarjeta de residencia permanente o ser ciudadano estadounidense, pero en Estados Unidos las leyes son muy estrictas y muy diferentes a las leyes de nuestros países.

¿Consideras que El Salvador, Honduras y Nicaragua están preparados para recibir a miles de deportados?

Yo pienso que ni El Salvador, ni Honduras, ni Nicaragua están preparados para recibir a miles de personas repatriadas, nuestros países no tienen las condiciones para recibir a tanta gente. Los gobiernos están planteando que están dispuestos a recibir a todas las personas que sean deportadas de los Estados Unidos, pero yo creo que es irresponsable e ingenuo a la vez hacer estas afirmaciones. Solo Honduras expulsa al año 100,000 habitantes, y en Estados Unidos existen 60,000 hondureños con el TPS. ¿Cómo un país que expulsa 100,000 hondureños anualmente puede estar preparado para recibir a tanta gente? Me parece que no hay mucha seriedad en estas afirmaciones.

¿Qué consejos les das a las personas que tienen TPS y que no pueden recurrir a tu organización?   

Centro Presente advierte a la gente que tiene el TPS a que no pongan sus documentos en manos inescrupulosas. Lamentablemente hay muchos abogados que se aprovechan de este tipo de situaciones. Entendemos que la gente está en un momento de crisis y desesperación por encontrar vías para regular su estatus migratorio, pero hay que tener mente fría para no caer en la estafa. Muchas organizaciones sin fines de lucro así como nosotros en todo el país están orientando a la gente para que tomen una decisión correcta.