•   Corinto  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Susana Taylor, originaria de Chicago, Estados Unidos, una de las 1,917 pasajeras del primer crucero que llegó a Corinto, ayer, el Westerdam, permaneció ocho horas en Corinto para visitar destinos turísticos, entre ellos León y Chinandega.

“De mi familia venimos tres en el barco, estamos tomando vacaciones y decidimos bajar porque nos llamó la atención la promoción de los atractivos turísticos”, relató. 

Un buen porcentaje de los visitantes es de la tercera edad. Apoyados de bastones, andariveles o sillas de ruedas, los turistas que viajaron a bordo del crucero subieron a 16 buses y ocho microbuses.

Ofelia Manzanares, delegada del Instituto de Turismo (Intur) de Chinandega, detalló que los turistas, unos 780, conocieron las ruinas de León Viejo, el Museo-Archivo Rubén Darío, los hervideros de San Jacinto e hicieron el tour Flor de Caña en Chichigalpa.

En 2018 está previsto que lleguen unos 20 cruceros. “Es una oportunidad para generar empleos. Conductores, tricicleros, dueños de restaurantes, vendedoras de frutas, artesanos y turoperadoras están en actividad en cada entrada de barco. Creo que se dinamiza la economía”, dijo Julio César Pineda, dueño de Julio Tours Nicaragua.

Esta empresa turística nació en 2017 y aprendió a contactar a los clientes que vienen navegando en el Pacífico, para hacer viajes en Corinto y San Juan del Sur.
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus