•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Seis de cada diez nicaragüenses tienen sobrepeso u obesidad en parte por el alto consumo de carbohidratos y grasas que contienen los alimentos típicos. ¿Se puede comer sano aun manteniendo la dieta promedio del nica? Tres especialistas proponen reducir las porciones y hacer pequeños cambios en la elaboración de los alimentos para hacerlos más saludables sin que pierdan ni su esencia ni sabor.  Martha Justina González, dietista y máster en nutrición aplicada, considera que la comida tradicional puede ser mucho más saludable que la comida industrializada procesada y ultraprocesada.  “Estos productos de la industria alimentaria muchas veces aportan grandes cantidades de sal, grasa trans y azúcares que resultan perjudiciales para la salud, sobre todo porque se vuelven adictivos, se consumen en grandes cantidades y son fáciles de consumir ante los cambios urbanos que nos ha llevado a disminuir el tiempo que le dedicamos a escoger, preparar y comer los alimentos”, precisó González.  Además recomendó rescatar los alimentos tradicionales con pequeñas modificaciones culinarias y combinaciones adecuadas de alimentos que los pueden hacer más saludables.END

Mario Vega, especialista en endocrinología y nutrición, sostiene que hay “que tener mucho cuidado porque una recomendación tan simple como quitarle el tocino al nacatamal puede hacer que no tenga sabor a nacatamal, y sientas que estás comiendo otra cosa como arroz con cerdo y harina de maíz y eso no es nacatamal. Hay que hacer los cambios respetando las recetas tradicionales”, apuntó Vega.  Como ejemplo de una variación en los hábitos alimenticios, Martha Justina González, puso el bastimento que acompaña al gallopinto. “Al combinarlo con plátano cocido o tortilla también logramos reducir la cantidad de grasa consumida, se puede completar la proteína añadiendo un huevo cocinado sin excedentes de grasa o queso sin freír. Al añadir tomate picado con cebolla y chiltoma, lo que conocemos como chismol o pico de gallo, estamos agregando vegetales que aportan vitaminas y minerales. Esta comida típica puede utilizarse como desayuno o cena”, apuntó la dietista. 

De interés: Líder de iglesia Hosanna en Nicaragua dice que sufre cáncer terminal

El nutricionista Mario Vega explicó que el gallopinto tiene una combinación excelente de alimentos porque el arroz y los frijoles tienen una complementación proteica, en este caso de aminoácidos esenciales que permiten que lo que estás comiendo tenga tanto valor proteico como la carne, la leche y el huevo, por lo que recomendó no sofreír los ingredientes con tanta grasa. 

También sugirió no usar manteca, sino otros productos más saludables como el aceite de canola, el aceite de maíz o girasol y siempre pequeñas cantidades. “Gallopinto con crema y tortilla no es una buena opción porque se consumen dos carbohidratos y medio”, dijo Vega.

El vigorón

La recomendación de la especialista Martha Justina González es comerlo con poca frecuencia y controlar la cantidad de yuca y chicharrón aumentando la cantidad de ensalada. No conviene acompañarlo con refrescos azucarados o gaseosas.

Para Vega el vigorón tiene poco aporte proteico y una excesiva cantidad de grasa, por lo cual aconseja consumirlo  excepcionalmente. La carne tiene proteína y el chicharrón es una fritura de la piel del cerdo, donde están las peores grasas. “Es demasiado rico en grasa saturada, que son las que llenan las arterias, producen colesterol alto, hígado graso y exceso de peso.  Además una excesiva cantidad de yuca hace engordar porque es carbohidrato”, agrega Vega.  

Propuesta de comida vegetariana

Eloy Pallaviccini, maestro yoga, presidente de Sociedad Internacional de Realización Divina (SIRD) y encargado de la administración de Licuados Ananda, explicó que se tiene que enseñar a las personas a ser vegetarianas por razones ambientales, ecológicas, morales, espirituales y de salud. 

La propuesta es una alimentación basada en frutas frescas, cereales integrales y vegetales frescos sin químicos ni preservantes que se pueden encontrar en el país. Esta dieta beneficia porque se reduce la tendencia a enfermarse. 

“Muchas personas la buscan para desintoxicarse, bajar de peso, tener una mente más liviana, pero productiva”, dijo Pallaviccini. Entre las propuestas del maestro yoga están: sopa de vegetales, verduras cocidas, productos de soya, así como jugos y refrescos naturales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus