•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante los fuertes vientos que han azotado Boaco en los últimos días, instituciones de socorro y bomberos recomiendan a la población tomar medidas de seguridad para evitar accidentes y daños en las viviendas, aunque por el momento no se reportan afectaciones.

Se recomienda reforzar los techos y mantener puertas y ventanas cerradas en las zonas altas de Boaco, como San Nicolás, Hugo Chávez, Puerto Cabezas, barrio San Francisco, Buenos Aires, La Cruz Verde, Bella Vista, entre otras, donde las viviendas son más vulnerables a los vientos.

El teniente Néstor Martínez, jefe de operaciones del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Boaco, recomendó a las familias de los barrios periféricos, eviten quemar basura en los patios porque se pueden ocasionar incendios producto de los fuertes vientos.

Prevenir

“Con la poda de árboles evitamos accidentes grandes como se han dado algunos casos en tiempos de vientos, ya que las ramas caen en los techos de las casas y sobre las líneas del tendido eléctrico”, aseguró Martínez.

Otra medida importante que deben tomar en cuenta las  familias, es la revisión del sistema eléctrico de las viviendas, “porque, como dicen, cualquier cortocircuito puede dejar en la calle a cualquiera, y ante alguna situación llamar a las instituciones de emergencia, Bomberos y Unión Fenosa”, instó el jefe de la institución.

El licenciado Luis Martínez, vocero de Cruz Roja filial Boaco, dijo que desde el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), el personal está atento al llamado de los pobladores, y supervisa las zonas de riesgos de la Ciudad de dos Pisos.
“Son ventarrones entre 40 y 50 kilómetros por hora. Lo que recomendamos a los conductores es que si van a manejar en carreteras abiertas, no lo hagan con las ventanas cerradas porque no van a percibir la intensidad del viento y eso puede volver inestable el vehículo”, destacó el miembro de Cruz Roja.

Juigalpa

Los fuertes vientos de los últimos dos días han dejado a una humilde vivienda sin parte de su techo y un rótulo publicitario en la vía pública en la cabecera del departamento de Chontales. 

Rosa González relató a los medios de comunicación, que toda la familia dormía cuando escuchó un estruendo y parte del techo de la casa se levantó. 

La humilde vivienda en el barrio Che Guevara está construida toda de cinc.

González dijo ayer que tendrá que dormir casi a la intemperie y pidió ayuda a las autoridades municipales.

Jensen Montiel, de Gestión de Riesgo de la Alcaldía de Juigalpa, prometió visitar la vivienda de la afectada para hacer una valoración de los daños y ayudarla. 

Los fuertes vientos provocaron también la caída de un cable de televisión frente a la escuela normal Gregorio Aguilar Barea, que ya fue levantado por la empresa afectada.