•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Iglesia católica de Matagalpa ha programado para este año la evangelización en bares, billares y prostíbulos, siempre y cuando los dueños de estos locales estén dispuestos a buscar y escuchar la palabra de Dios, dijo ayer monseñor Rolando José Álvarez Lago.

El obispo de la Diócesis de Matagalpa hizo la promesa ante más de 25 mil personas que participaron en la peregrinación al Santuario del Señor de Esquipulas y la misa solemne que se realizó en la plaza del poblado Esquipulas, la cual estaba abarrotada por católicos de los distintos departamentos de Nicaragua.


En Siuna celebraron 100 años de su patrono, el Cristo Negro de Esquipulas.

“La  iglesia evangelizará este 2018, no visitando parroquias y comunidades, sino realizando visita casa a casa y vamos a estar donde aquella persona necesita de la palabra del Señor, vamos a visitar bares, billares y prostíbulos,  siempre y cuando estas personas estén dispuestas buscar a Dios, porque Dios vino por los enfermos y no por las personas sanas”, expresó el obispo de Matagalpa.

Siuna

Miles de fieles católicos celebraron el centenario de su santo patrono, el Señor de Esquipulas, con un recorrido con la imagen a la que miles de siuneños le atribuyen milagros, muchos de ellos de sanación. 

Una de las devotas de la imagen milagrosa es Virginia Pineda Montano, quien llega desde hace 15 años de la capital para recorrer el trayecto de la procesión descalza y cargando parte del recorrido el santo.

Doña Virginia es conocida en su barrio, La Primavera  de Managua, como Esperanza y tiene 75 años. “Tenía un espuelón en el pie derecho y el Señor de Esquipulas me curó, le pedí de corazón que me sanara y que no me operaran”, aseguró.