•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El plenario de la Asamblea Nacional aprobó este martes con 89 votos la prórroga para que las cédulas de identificación ciudadanas con fecha de validez vencidas continúen teniendo vigencia hasta el 30 de abril del año 2019.

El Artículo 66 bis (que se reformó nuevamente) de la Ley de Identificación Ciudadana (Ley 152) establecía que los pobladores cuyo documento de identidad estuviera vencido debían renovarlo a más tardar el 31 de enero de este año. El precio de la renovación es de C$300. No obstante, este artículo fue cambiado por el Poder Legislativo a petición de la Presidencia de la República, que introdujo en el parlamento la iniciativa de reforma a la Ley 152.

El nuevo texto del Artículo 66 dice así: “las cédulas de identidad de los ciudadanos y las ciudadanas nicaragüenses cuyo vencimiento es anterior o igual al treinta de abril del año dos mil diecinueve, tendrán plena validez hasta el treinta de abril del año dos mil diecinueve”.

Agrega que “las solicitudes de elaboración de cédulas de identidad que actualmente se encuentren en trámite y las que solicitaren al entrar en vigencia la presente ley seguirán su tramitación hasta su expedición conforme lo establecido en la Ley de Identificación Ciudadana”.

En diciembre del año 2014 esta ley  fue reformada y fue cuando se estableció el 31 de enero del 2018 como fecha tope para que los ciudadanos renovaran las cédulas vencidas.

El documento de la iniciativa de reforma de esta ley argumenta que la prórroga es necesaria porque “la renovación de las cédulas de identidad ciudadana en estos momentos representa inconvenientes a la población en general, no solo por el poco tiempo que les queda para ejercer la acción de renovarlas, sino también porque significa un gasto con el que algunos sectores de la sociedad no cuentan en este momento”.

El texto dice que la reforma favorece a la población más vulnerable y “no representa ningún tipo de afectación presupuestaria”.