•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este martes fue sepultado en Estelí, Alexis Moreno Castilblanco de unos 55 años, quien era  conocido como Gasparín.

Moreno fue encontrado sin vida en la acera de una casa del barrio El Rosario.

No es la primera víctima de alcoholismo crónico en esta ciudad norteña.

De acuerdo con versiones de vecinos, Castilblanco llegó en compañía de otras personas, pero luego ellos se marcharon y solo quedó él acostado en una acera.

“Inicialmente pensamos que estaba dormido y no pusimos mucho interés”, dijo Medardo Centeno, uno de los pobladores de la zona. “Al verlo que llevaba algún tiempo sin moverse lo fuimos a ver con otras personas, pero miramos que no respiraba ni se movía, llamamos a la Cruz Roja y a la Policía”, señaló Margarita Espinosa otra habitante del sector.

Erlys Hernández, socorristas de la Cruz Roja, expresó que cuando llegaron al sitio, esa persona ya no tenía signos de vida. Vecinos y amigos del fallecido se mostraron consternados y externaron que desde el pasado 16 de diciembre andaba tomando licor de forma consecutiva, ya que antes ingería bebidas alcohólicas pero solo los fines de semana.

Hernández detalló que la ingesta continua de licor y el frío, habrían provocado un infarto al miocardio. Especialistas de medicina forense junto a un equipo de investigadores de la Policía Nacional se presentaron al sitio y determinaron que en el deceso no hubo mano criminal. Las autoridades entregaron a los familiares el cuerpo del infortunado, entre ellos su progenitora Lourdes Castilblanco, para  que le dieran cristiana sepultura.

Este año la Policía junto con organizaciones no gubernamentale,  como el Instituto de Formación Permanente (Insfop), tienen previsto desarrollar charlas tanto con las personas que han caído en las garras del alcoholismo como a sus familiares a fin de someterlos a un programa especial de desintoxicación y terapias. El Insfop es dirigido por la profesora de generaciones y ya jubilada Josefa Eleonora Ruiz Lorente.

También las autoridades de la Universidad Internacional de la Integración de América Latina (Unival), encabezadas por el maestro Léster Pérez, proyectan para el segundo trimestre de este año la ejecución de una iniciativa para brindar charlas educativas y atención a las personas, que ingieren licor de manera consuetudinaria, también lo harán con sus parientes cercanos.

A estas iniciativas se integrarán los estudiantes de los últimos  años de las carreras de Sicología, Desarrollo Social y Derecho, según dio a conocer el funcionario de la Unival.