•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los vehículos y pobladores que residen en las zonas aledañas al proyecto de la carretera del litoral del Pacífico, conocida como carretera costanera, han empezado a recorrer con mayor frecuencia los primeros 17 kilómetros de esta obra vial, los cuales se extienden desde el punto fronterizo de El Mojón (frontera con Costa Rica) y el poblado El Ostional, en la zona sur del departamento de Rivas.

Esta obra vial, cuya primera fase de construcción inició el 2 de febrero del año 2017, incluyó también la edificación de los puentes El Pochote y El Naranjo; ambos elaborados en acero y concreto, obras que se edificaron con C$32.1 y C$51.6 millones, respectivamente, según datos del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI).

La carretera costanera pretende unir las playas del Pacífico nicaragüense a lo largo de 141 kilómetros, extendiéndose desde el departamento de Rivas hasta municipios costeros cercanos a Managua.

Según lo proyectado por el Gobierno, la obra buscaría convertirse en un fuerte atractivo turístico, cuyo recorrido estaría plagado de espectaculares vistas, ya que esta partirá desde la zona fronteriza de El Naranjo, y recorrerá las playas de El Ostional, El Coco, La Flor, Marsella, Majagual, Maderas, El Gigante, Guacalito, Las Salinas, Tipilapa, Huehuete, Casares, La Boquita, Masachapa, hasta terminar en San Rafael del Sur.

La construcción de la carretera costanera se ha planteado en distintas administraciones. En un primer momento se diseñó bajo la administración del expresidente Enrique Bolaños (2001-2006), pero no pudo ser concretada debido al alto costo.

Posteriormente, en el año 2010 durante la administración del actual presidente Daniel Ortega se retomó la idea de llevar a cabo la obra. En 2011,  el MTI anunció la entrega de la concesión a un consorcio Italiano por un periodo de más de 20 años y se estimaba que el costo de inversión del proyecto era de 200 millones de dólares. Finalmente en enero del año 2017, el gobernante Frente Sandinista en enero de 2017 informó que a partir de febrero de ese año se iniciarían las obras de la primera fase de esta obra.