•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fundación Dina Carrión y la organización Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) entregarán una donación de útiles escolares valorada en más de C$100,000 a niños, niñas y adolescentes que han quedado huérfanos por femicidios en Nicaragua.

Al menos 30 niños, niñas y adolescentes recibirán un combo de útiles escolares valorado en US$120, para que sus abuelas y abuelos que han asumido su tutela luego del asesinato de sus madres no tengan que incurrir en esos gastos. Las organizaciones han recibido colaboraciones de personas y empresas a través de varias campañas. 

“La mayoría de los niños está a cargo de abuelas y abuelos solos que no tienen las posibilidades de cubrir estos gastos. Muchos optan por no enviarlos a la escuela por problemas económicos porque tienen que mandar hasta cuatro chavalos y, en ese sentido, estas donaciones representan un gran alivio y un respaldo para sentirse dignos”, asegura Aida Carrión, directora de la Fundación Dina Carrión.

Cada combo incluye dos uniformes completos, ropa interior y otras prendas de vestir, dos pares de zapatos, una mochila, seis cuadernos, lápices, cartuchera, estuche geométrico y libros de aprendizaje. 

Los 30 niños, niñas y adolescentes son originarios de Managua, Masaya, Tipitapa, El Crucero y Mateare, pero ambas organizaciones prevén ampliar la cantidad de beneficiados debido a que la entrega concluye el 28 de enero y quienes quieran colaborar aún pueden hacerlo.

El año pasado al menos 74 niños, niñas y adolescentes quedaron en la orfandad producto de los femicidios. La Fundación Dina Carrión implementa la campaña “De regreso a clases”, en la que cualquier persona puede “apadrinar” un caso.

“Jamás pensé que el apadrinaje diera tan buenos resultados. Es increíble cómo ha sido el apoyo de la gente. A como hemos visto la respuesta de la gente creemos que podemos beneficiar a más niños, estamos abiertos a recibir donaciones por si alguien quiere dar una camisa, un pantalón o cuadernos”, explica Carrión.

Una cama

Después de la campaña “De regreso a clases” estas organizaciones pretenden recaudar fondos para entregar una cama a cada niño, niña y adolescente, así como a sus abuelas, ya que según Carrión la mayoría vive en condiciones de pobreza. 

“Estamos aportando un poco a las abuelas de estos niños que han pasado por ese trauma de perder a sus mamás y vamos a seguir haciendo lo que podamos, pero instamos al Estado a que asuma una mayor responsabilidad en estos casos, que cada año van en aumento”, comentó Magaly Quintana, directora de CDD. 

En este mes de enero, tres mujeres han sido asesinadas y siete niños, niñas y adolescentes han quedado en la orfandad.