•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional (DSTN) registró, al menos, 316,000 multas a conductores que infringieron la ley vial el año pasado, a razón de 865 cada día en todo el territorio nicaragüense. 

La principal causa de multas fue el irrespeto a las señales de tránsito. Del total de infracciones, 155,000 fueron de este tipo, declaró la comisionada general Vilma Reyes, directora de Tránsito Nacional.

El estado de ebriedad es el mayor factor de peligrosidad en las vías, “pero lo que más tenemos (en infracciones) es el irrespeto a las señales de tránsito”, precisó Reyes durante una reunión con jefes de dicha unidad de todo el país, celebrada este miércoles en Managua.Solamente en las dos primeras semanas de enero se ha aplicado un total de 10,781 multas en las vías del país, según datos oficiales. 

Según la Ley 431 o Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito, desatender señales visibles, tanto verticales como horizontales, es considerada una falta de mayor peligrosidad en las vías y tiene un valor de C$350. 

De acuerdo con el proyecto del Presupuesto General de la República de Nicaragua 2017, se esperaba recaudar C$308.1 millones en multas, de los cuales C$219.07 millones correspondían a las infracciones de tránsito. 

En el presupuesto para 2018, el estimado de ingresos por multas es de C$396.3 millones, no obstante, no se precisa la cantidad que se colectará en concepto de infracciones de tránsito, de acuerdo con los documentos publicados en el sitio oficial del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Solamente en las dos primeras semanas de enero se ha aplicado un total de 10,781 multas en las vías del país, según datos oficiales. 

“Poco conocimiento de la ley”

La comisionada general Reyes atribuyó el problema del irrespeto a las señales a la falta de conocimiento de los conductores nicaragüenses sobre la ley de tránsito, lo que a su vez influye en la alta tasa de accidentes a diario en el país.En Nicaragua hay más de 800 mil vehículos. Archivo/END“Hay poco conocimiento de la ley. Nosotros miramos que el irrespeto a las señales de tránsito es porque no dominan esa señal. Lo que más se maneja es el semáforo, el alto, la línea continua”, pero se debe estudiar más sobre las normativas de seguridad vial contempladas en la Ley 431, indicó.

La jefa policial subrayó que detectaron estas debilidades en los conductores durante las capacitaciones realizadas por las autoridades de Tránsito. En la última semana se instruyó a más de 3,000 conductores de motocicletas y vehículos livianos, entre reincidentes, trabajadores del Ministerio de Salud (Minsa) y choferes de transporte escolar. 

En los próximos días, los oficiales de tránsito continuarán capacitando a conductores y chaperones de recorridos escolares, también harán inspecciones mecánicas a los vehículos, de cara al inicio del año lectivo el 5 de febrero.

Asimismo, la comisionada general Reyes señaló que en este año planean capacitar a todos los conductores de las instituciones del Estado.

En lo que va de este año, se han reportado 24 muertes en choques a nivel nacional, 20 menos que en el mismo período del año pasado, cuando 44 personas habían perecido en accidentes de tráfico. 

La cantidad de lesionados también se ha disminuido, mientras que hasta el 17 de enero se había registrado a 229 personas heridas en este tipo de incidentes, en 2018 solo se ha reportado a 89. 

Asimismo, la accidentalidad también ha disminuido este año, puesto que se han contabilizado 1,786 percances, 52 menos en comparación con 2017, revelan los registros de la DSTN. 
En 2017, la Policía Nacional registró un promedio de 120 accidentes al día. Según los datos preliminares, en ese año hubo de 782 fallecidos y 3,564 lesionados por esta causa.

Sin licencia por acumulación de multas

Sanciones. La ley de tránsito actual, que fue aprobada en 2014, estipula que los agentes policiales suspenderán de inmediato la licencia de conducir por tres meses a quien cometa infracciones de mayor peligrosidad, tales como conducir en estado de ebriedad, a exceso de velocidad o de forma temeraria.Parte del lote de motos retenidas por violaciones a la ley de tránsito.

También es considerada como “reincidencia” la acumulación, en un periodo de un año, seis multas peligrosas- como conducir de retroceso en la vía pública, en mal estado mecánico o sin seguro- o “una combinación de los dos tipos de infracciones, hasta en un número no menor de cuatro”, explica la ley.

Cuando ocurre la segunda reincidencia, la licencia es retenida por tres meses; si es la tercera, el período de suspensión es de un año; pero si el conductor acumula más multas, se cancela definitivamente el permiso. 

Las autoridades hacen un llamado a los conductores para que reflexionen; “antes decía (el conductor): ‘Yo pago mi multa y ya, puedo tener hasta diez multas si es posible’, ahora no. Ahora se está revisando la conducta ante el volante”, expresó a El Nuevo Diario la comisionada general Reyes. 

Retienen 500 motocicletas en Masaya

Un total de 500 motocicletas fueron retenidas por la Policía Nacional (PN) en la ciudad de Masaya, a través del operativo que se está ejecutando los fines de semanas del último trimestre de 2017, con el fin de evitar muertes y lesionados en las carreteras del país.

El jefe de la PN, también hizo un llamado a los dueños de motocicletas ocupadas a ponerse al día con su documentación, para que puedan volver a hacer uso de las mismas y anden de manera legal por las calles.

De las motos que llegan al depósito, un 80% fueron quitadas a conductores ebrios que circulaban en las calles o avenidas, exponiendo tanto su vida como las de sus mismos acompañantes o la de algún peatón, siendo los casos más frecuentes en horas de la noche.

Manuel Zambrana, jefe de la Policía Nacional en Masaya, expresó: “El plan está dirigido a vehículos, camiones y motos. A través de este trabajo buscamos detectar personas que conduzcan en estado de ebriedad, otras que excedan el límite de velocidad, que no portan el casco de protección, así como aquellos que andan sin seguro, ni licencia”.

“Este fin de semana se retuvo a 30 motocicletas, algunos de estos circulaban a alta velocidad, otros no tenían documentación en regla, licencias vencidas, y otros están involucrados en accidentes de tránsito. Nuestro objetivo principal es cuidar la vida de todas las familias nicaragüenses”, señaló el comisionado.

Las causas principales de muerte en las vías en el departamento de Masaya son: invasión de carril, giros indebidos, exceso de velocidad, conducir en estado alcohólico e irrespeto a las señales de tránsito.