•  |
  •  |
  • END

El ex Primer Ministro de Tailandia, Thaksin Shinawatra, que en febrero de este año fue nombrado por el presidente Daniel Ortega, Embajador de Nicaragua en Tailandia, carga sobre sus espaldas una orden de arresto de parte del gobierno tailandés por los delitos de “perturbación pública, amenaza de violencia y atentado a la paz social".

Ministro nica y pasaporte diplomático

Anoche, el Consejo de Comunicación y Ciudadanía, dirigido por la primera dama Rosario Murillo, emitió con carácter de urgencia una nota de prensa en la que revela que Shinawatra fue nombrado por el gobierno de Ortega como Ministro en Misión Especial para traer inversiones al país, cargo para el cual recibió un pasaporte diplomático, según informa la misma nota de prensa.

Según cables internacionales, las autoridades tailandesas anularon el pasaporte nacional del ex primer ministro por su participación en la protesta antigubernamental en Bangkok, donde hoy continúa un Estado de Emergencia, y se cree que está prófugo en Dubai, usando el pasaporte diplomático que le otorgaron las autoridades nicaragüenses.

En febrero de este año, Shinawatra se reunió con Ortega y con la esposa de éste Rosario Murillo, y lo presentaron como un millonario interesado en invertir en el país en telecomunicaciones y energía eléctrica.

Pájaro de alto vuelo

De acuerdo con información de cables de noticias internacionales, Shinawatra es fundador de la Corporación Shin, dueña de la operadora móvil más grande de Tailandia, y quien en 2007 compró el 75 por ciento de las acciones del club de fútbol de la Liga Premier inglesa Manchester City. En 2001 fue electo Primer Ministro de su país.

No obstante, en septiembre de 2006 el Ejército de Tailandia asestó un golpe de Estado en contra de Shinawatra, tras conocerse que vendió ilícitamente a la compañía estatal de Singapur, Temasek Holdings, el 49.6 por ciento de Shin Corporation, por 2,230 millones de dólares.

Además, los cables internacionales informan que Shinawatra está acusado en otro juicio por la concesión de un préstamo a la Junta Militar de Birmania, actuando como Primer Ministro, por importe de 170 millones de dólares, para que Birmania adquiriera otra compañía de su familia, Shin Satellite.

Doble fama

Este magnate tailandés no sólo es reconocido por su fortuna y por su antigua posición política en Tailandia, sino también por los delitos que se le han comprobado, y ahora por supuestamente instigar manifestaciones de sus partidarios para exigir la dimisión del Gobierno, las cuales obligaron a suspender la semana pasada la cumbre de Naciones del Sureste Asiático, Asean.

Pero, paradójicamente, la nota de prensa emitida ayer por el Consejo de Comunicación y Ciudadanía, finaliza: “Actualmente el pueblo tailandés está luchando pacíficamente para restablecer la institucionalidad y el Estado de Derecho, y facilitar el retorno del Ex Primer Ministro Shinawatra a su país”.