•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una alianza entre una empresa y el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Rivas permitirá fortalecer la capacidad de respuesta de los bomberos, para brindar un servicio adecuado y oportuno en una zona estratégica del municipio de Potosí, donde opera el ingenio azucarero Benjamín Zeledón, de la empresa azucarera (Casur).

La iniciativa es impulsada por dicha empresa azucarera y es considerada por el comandante del Cuerpo de Bomberos de Rivas, Eddy Silva, como un importante logro en materia de gestión de riesgos contra incendios.

El convenio estipula que Casur destinará una partida presupuestaria a los bomberos, para gastos administrativos, equipamiento y capacitaciones enfocadas en mejorar su capacidad de respuesta. 

Tras firmar este convenio de colaboración, el gerente general de Casur, Róger Zamora, aseguró que la iniciativa es un merecido reconocimiento al heroísmo y voluntad que muestran los bomberos rivenses a la hora de brindar sus servicios a la población.

“La alianza busca a la vez fortalecer el trabajo del Cuerpo de Bomberos, mediante capacitaciones, apoyo en logística, en la parte administrativa y laboral, de manera que tengamos un Cuerpo de Bomberos cerca de Casur que permita prevenir cualquier siniestro”, explicó.

El convenio se establece justamente en la fase de construcción del proyecto de cogeneración de energía, que promueve Casur a base de bagazo.

En este contexto, la alianza establece que el Cuerpo de Bomberos dispondrá de una unidad contra incendios en una zona aledaña al ingenio Benjamín Zeledón, “de manera que pueda prevenir cualquier siniestro y dar respuesta oportuna a emergencias que se puedan presentar en la zona, porque vamos a manejar grandes volúmenes de bagazo”, aseguró Zamora.

Según Zamora, con la cogeneración de energía pasarán de mantener 6,000 toneladas de bagazo a 30,000 y asegura que se trata de un material al que se le debe dar buen manejo para prevenir incendios. 

Silva asegura que la iniciativa además de mejorar sus esfuerzos y capacidades también les permitirá acercarse a puntos estratégicos y dar cobertura con mayor prontitud a emergencias que se presenten entre Buenos Aires y Potosí.

En el 2017 los bomberos rivenses brindaron cobertura a más de 60 incendios forestales, 15 siniestros domiciliares y 20 fugas de gas. Este año proyectan ampliar sus servicios con la adquisición de otra unidad contra incendios y una de rescate, según dijo Silva.