•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El próximo 2 de febrero, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitirá su sentencia sobre el monto de la indemnización que Nicaragua debe pagar a Costa Rica por los daños ambientales causados en Isla Portillos a finales de 2010, estimada por el país vecino en US$6.7 millones. 

El experto en derecho internacional y rector de la universidad American College, Mauricio Herdocia, sostiene que Nicaragua espera que la CIJ haga una “reducción drástica o sustantiva del monto originalmente solicitado por Costa Rica”.

“La cifra va ser objeto de revisión porque contempla montos que no corresponden a las especies que ahí han sido determinadas y porque se están incluyendo rubros que no caen dentro de la categoría de una indemnización internacional”, explica Herdocia. 

Nicaragua considera “exagerada” y “desproporcionada” esa cantidad, y asegura que el monto propuesto “no está justificada ni sustentada adecuadamente”, según el agente nicaragüense ante la CIJ, Carlos Argüello.

El proceso judicial que resolverá la CIJ es consecuencia directa de la sentencia dictada en diciembre de 2015, en la cual se consideró que Nicaragua “violó la soberanía territorial de Costa Rica” al instalar un campamento militar en el norte de Isla Portillos.Agente nicaragüense ante la CIJ, Carlos Argüello.

La CIJ determinó que Managua debe compensar económicamente a San José por los daños causados y estableció un plazo de un año para que los países acordaran un monto. 

Al vencer el plazo, el acuerdo no se lo logró, por lo que serán los jueces del tribunal internacional quienes determinen a cuánto asciende la suma a pagar por Nicaragua.

Según Herdocia, Nicaragua debe esperar un monto sustancialmente menor, a lo cual hay que sumar los gastos en que ambos países han incurrido para llevar adelante este juicio que ha requerido una memoria, contramemoria, réplica y dúplica.

“Sería bueno para el país que ese monto se reduzca significativamente y Nicaragua está obligada a pagar en un plazo prudencial”, dijo Herdocia.  El caso sobre los límites marítimos fue abierto, a solicitud de Costa Rica, a principios del 2014.

Otro caso pendiente

Además de la demanda por la indemnización que Nicaragua debe pagar a Costa Rica, la CIJ tiene pendiente emitir su fallo en el caso de la delimitación marítima entre ambos países, tanto en el Pacífico como en el Caribe, y la demanda de San José por la instalación del campamento nicaragüense en Portillos. 

En declaraciones al diario La Nación, Sergio Ugalde, embajador de Costa Rica en Holanda, aseguró que se espera que en ese caso la CIJ emita su fallo días después de dar conocer su sentencia sobre la indemnización. 

El caso sobre los límites marítimos fue abierto, a solicitud de Costa Rica, a principios del 2014.

“Entre más abajo quede la delimitación marítima, por lo menos en el mar Caribe, potencialmente Nicaragua tendría más acceso a áreas que podrían tener recursos petroleros o de gas natural y concesionarlos. En tanto que si Costa Rica puede proyectar su frontera marítima más arriba, esos espacios cambian y eso puede significar que esos recursos queden en territorio nacional”, explicó Ugalde a La Nación.