•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Esta mañana el cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy cantó la “Misa Campesina” junto a Marcela Pérez Silva, embajadora de Nicaragua en Perú, en las afueras de la Nunciatura Apostólica en Lima, donde se encontraba el papa Francisco.

Como se había informado anteriormente, el tema fue interpretado en quechua, lengua de los incas, y en castellano.

Mientras miles de fieles católicos esperaban la salida del papa Francisco hacia Trujillo,  el Coro Egresados de San Marcos y los músicos del Ensamble de instrumentos tradicionales del Perú, acompañaron a Carlos y Marcela, quienes cantaban hacia el balcón de la Nunciatura donde el papa saldría a dar la bendición a los presentes.

El papa Francisco se mostró agradecido por la interpretación de la Misa Campesina, y a su vez invitó a todos los que se congregaron al lugar a aplaudir a Carlos Mejía y el resto del grupo encargado de la música por la interpretación de esas melodías.

“Los felicito por la música y por el canto, gracias”, dijo el papa mientras se dirigía al grupo de músicos, y agregó. “Los aplaudimos a ellos, que están cantando”.

Marcela Pérez se mostró muy emocionada luego de cantarle al papa Francisco. “Ni en el más osado de mis sueños imaginé que el Santo Padre aplaudiría nuestro trabajo” expresó la diplomática.

“Cuando pasó frente al escenario yo estiré los brazos ofreciéndole mi abrazo emocionado y mirándome a los ojos me dio la bendición”, mencionó Marcela.

El papa Francisco felicitó a Carlos Mejía y el resto de músicos por la entonación de la Misa campesina. Foto: EFE/END

Xochitl Jiménez, esposa de Carlos Mejía Godoy, compartió a través de sus redes sociales la emoción que vivió al escuchar la Misa Campesina dedicada al Papa Francisco.

“Realmente fue una experiencia muy especial en donde se sentían las buenas vibras y toda la energía positiva del público y de los músicos”, declaró Jiménez.

El Nuncio Apostólico en Perú, monseñor Nicola Girasoli, invitó a la Embajada de Nicaragua a rendir homenaje al Papa, luego de impulsar la traducción del canto al quechua.