•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Conferencia Episcopal de Nicaragua inauguró hoy la diócesis de Bluefields, sureste del país, creada por el papa Francisco en noviembre pasado.

La diócesis de Bluefields, antes vicariato apostólico, fue inaugurada en una misa solemne presidida por el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes, en la que el obispo Pablo Schmitz Simon, estadounidense, tomó posesión, ante una multitud que acudió al templo Nuestra Señora del Rosario, que ahora es catedral.

"El obispo Pablo cierra un período en el vicariato y abre una nueva historia de nuestra iglesia, él se puede poner como título 'el último vicario apostólico y primer obispo diocesano' de Bluefields", dijo Brenes, en la misa. La primera acción de Schmitz, de 74 años, tras ser ordenado primer obispo diocesano de Bluefields, fue rezar el Padre Nuestro junto con los feligreses.

Brenes pidió a los fieles rezar por Francisco en agradecimiento a su decisión, casi inmediata, de ordenar la creación de nuevas diócesis en Siuna, Región Autónoma Caribe Norte (RACN) y en Bluefields, Región Autónoma Caribe Sur (RACN).

Esta es la primera vez en 105 años que un papa ordena la creación de nuevas diócesis en Nicaragua, tras el mandato del Pío X en 1913, cuando fueron creadas las de León y Granada, así como la arquidiócesis de Managua y el vicariato apostólico de Bluefields, recordó el cardenal Brenes.

La población que profesa la fe católica de Nicaragua es de un 58,5 %, de acuerdo con el último censo de población del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide).