•  |
  •  |
  • END

Los 170 mil córdobas de la cuenta bancaria de Alejandro Delgado están en poder del señor Guillermo Gutiérrez, afirmó ayer su representante legal Moisés Rodríguez Zelaya y su cliente, pero aseguran que los obtuvieron de forma legal.

“La sentencia no quedó firme el 6 de marzo por la falta de notificación de él (Delgado), pero como él se autonotifica el 9 de marzo, queda válido todo, y el juez emite nuevamente los oficios”, expresó Rodríguez.

Lo cierto es que Guillermo Gutiérrez logró sacar el dinero vía cheque de gerencia No. 0180387, con fecha del 19 de marzo de 2009, de la entidad bancaria, después de presentar el 13 de marzo, en las oficinas del banco correspondiente, el mismo oficio del 4 de marzo de 2009 emitido por el ex juez Civil de Distrito de Granada Róger Aberlardo Pérez Vega.

“La sentencia está desde el cuatro de marzo de 2009, y como él (Delgado) se autonotifica el 9 de marzo, la sentencia queda firme, por eso tiene la firma del mismo juez. Eso no tiene nada de suspicacia”, dijo el abogado Rodríguez.

Según Gutiérrez, el cheque fue retirado en las oficinas de contabilidad de la respectiva institución financiera por él mismo, el 20 de marzo de 2009. “Ese señor (Delgado), en vez de andar inventando historias debería de pagarme lo que me debe de las acciones que le vendí, ya que no cumplió con las cláusulas y pago de compra-venta firmado”, expresó Gutiérrez.

Pero Ernesto Zambrana, abogado de Delgado, aseguró que ellos (Gutiérrez y Rodríguez) no debían tocar el dinero hasta que hubiera un tercer oficio girado por juez competente donde confirme la sentencia y los oficios del 4 de marzo de 2009, firmados por el entonces juez Pérez; ya que el oficio del 6 de marzo que emitió el entonces juez Pérez los había dejado sin valor.

Mientras tanto, Moisés Rodríguez afirma que el 12 de marzo de 2009 fue notificado por el juzgado y le ponen en conocimiento de la aceptación de la apelación del demandado (Delgado).

Asimismo, el 16 de marzo del mismo año solicita al actual juez Vicente Santamaría que le libre la correspondiente ejecutoria de ley de la sentencia dictada el 4 de marzo de 2009, donde se ordena al demandado, pagar 3 millones 562 mil 929 córdobas a Gutiérrez o a su representante legal, Moisés Rodríguez, por deuda principal más intereses de contrato de compra-venta de 50 acciones el 24 de enero de 2008.

“Pero lo sustrajeron”

“Yo hago esta petición de conformidad con el artículo 463 del PR que dice: no se suspenderá la ejecución de la sentencia o del auto cuando haya sido admitida la apelación en un sólo efecto….”.

Lo cierto es que el caso está en Apelación, y será el supremo Tribunal de Apelación de Granada, Sala Civil, el que decidirá en el caso. La ejecución de la sentencia sigue pendiente, pues el judicial tampoco ha resuelto.

El demandado Delgado aseguró que mantiene que le sustrajeron el dinero de forma irregular y que denunciará el caso ante el Consejo de Carrera Judicial y Administrativa en la Corte Suprema de Justicia en Managua.