•   Ocotal, Nueva Segovia, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por tres fines de semana, en víspera del inicio de clases, la Feria Escolar 2018 estará ofertando todo lo que un estudiante necesita para llegar a al aula de primaria o secundaria.

Fabio Ulises López, propietario de uno de los tramos surtido de llamativos artículos escolares, expresó su optimismo de subir las ventas por el factor de precios favorables y la alta demanda por parte de los padres de familia, propia de la época. 

“Aquí tenemos de todo: uniformes, cuadernos, lápices y muchos productos para que se beneficien de los mejores precios que estamos ofreciendo”, indicó, mientras señalaba los artículos, todo con el olor de nuevecito.

Las mochilas van desde C$75, C$100, hasta C$270, pero que indistintamente de su calidad, todas se ven bonitas. Los cuadernos del tipo universitario marcan precios desde C$14, C$20, C$28 y C$65, sean para registrar una materia o multimaterias. Las libretas o cuadernos en blanco a C$15. Los lápices de tinta a C$5 y de carbón a C$2 por C$5, estuches para geometría a C$16.

En uniformes para varones: pantalones se encuentran, según la calidad de la tela, desde C$110 a C$155; camisas C$110, camisetas blancas C$70, calcetas C$14, buzos a C$95, C$99, C$120 y C$160. Para mujeres: faldas a C$79 y blusas  a  C$150, según el tamaño, a C$99 y C$110; calzado para ambos sexos a C$120 y C$150.

“Estimamos que en el resto del comercio, un padre de familia puede llegar a gastar hasta C$2,000 para equipar a un hijo, mientras que aquí lo puede hacer con C$1,000”, aseguró Osmán Ariel Ríos Martínez, otro de los ofertantes en la feria.

Rosa Muñoz, madre de familia, dijo que buscaba lo más barato para preparar al último hijo que le queda por asistir a clases. “En verdad, que comprando lo más esencial se puede gastar C$1,500”, señaló. 

Mientras que Wendy Ismara Gómez, con un hijo en primaria y otro en secundaria, estimó que su gasto llegará a C$2,000, similar al año pasado. Los padres de familia compran para renovar algunas cosas en vestuario, ya que del año pasado quedan algunas piezas de uniformes en buen estado.

Los comerciantes o dueños de librerías locales se sitúan en la cuadra de la avenida Wiesbaden, frente al Parque Jardín 19 de Julio, lugar donde la Alcaldía les provee gratuitamente el uso de espacios y stands para su actividad comercial.