•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Martha del Socorro Carballo Gómez, una mujer de 39 años originaria del barrio La Reforma, de Masaya, fue encontrada muerta y con signos de violencia la noche del viernes en casa de su pareja, Jorge Moreno Jirón. El hombre estuvo detenido en calidad de investigado, pero fue liberado, informó la organización Católicas por el Derecho a Decidir (CDD). 

Peritos de la Policía Nacional y un médico forense de Masaya se presentaron a la casa donde se encontró el cuerpo de la mujer y este fue remitido al Instituto de Medicina Legal en Managua para su debida autopsia. La familia de Carballo Gómez se encuentra a la espera de los resultados para conocer las causas de la muerte. 

Magaly Quintana, directora de CDD, ayer visitó la casa de la mamá de Martha del Socorro Carballo Gómez, donde fue velada y pudo constatar los golpes en el cuerpo de la mujer. 

“En este caso demandamos una investigación profunda. No entendemos porqué se liberó al hombre, cuando Medicina Legal recibe un cadáver todo golpeado”, indicó Quintana, al mostrar fotografías del cuerpo de la mujer donde se aprecian señales de violencia.

“Por los golpes que presenta, esta mujer tiene todas las características que fue víctima de un femicidio más, por lo tanto demandamos que esto se investigue”, agregó Quintana. 

La Policía Nacional continúa con la investigación. Martha del Socorro Carballo Gómez deja un hijo de 21 años y una de 16.

Femicidio frustrado en Managua

Mientras en el barrio Santa Ana, de Managua, una joven de 24 años recibió un impacto de bala en su pierna derecha la noche del sábado, supuestamente por parte de su expareja. 

Fanny Argüello Alemán, la víctima, se encontraba con Oswaldo Poveda, su actual pareja, quien fue golpeado por el hombre que posteriormente se dio a la fuga y es buscado por la Policía Nacional. 

Ambos fueron trasladados al hospital Antonio Lenín Fonseca por miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos. Este es el cuarto femicidio frustrado que se registra en el país en lo que va del año. 

La condena final

El que un hombre mate o intente matar a una mujer porque ya no está con él, es un fenómeno al que María Teresa Blandón, directora del grupo feminista La Corriente, llama la condena final. 

“El femicidio es la condena final y definitiva que los agresores ejercen sobre sus víctimas. Es la expresión extrema del machismo: ‘tu vida me pertenece y puedo hacer con ella lo que quiera, desde un infierno de sufrimiento hasta la extinción física’”, comenta.

La experta agrega que las mujeres no están obligadas a vivir junto a un hombre que no quieren por las razones que sea. 

“Pero el machismo de algunos les hace pensar que las mujeres no somos capaces de tomar nuestras propias decisiones, sobre todo no soportan que la mujer que consideran de su propiedad los rechace y les diga que no quieren nada con ellos. Lo que hay en estos crímenes es una demostración extrema del dominio que ejerce el hombre”, concluye Blandón.