•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Uno de cada tres menores de 18 años tiene acceso a Internet en el mundo y Nicaragua no está exenta a esa realidad que supone grandes riesgos para niños, niñas y adolescentes, revela el informe “Estado Mundial de la Infancia 2017: Niños en un mundo digital”, que presentó ayer en Managua el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). 

Iván Yerovi, representante de Unicef en Nicaragua, explicó durante la presentación del informe que en la niñez y la adolescencia se ha creado una “cultura de dormitorio”. 

“Si ustedes ven a un niño con un teléfono es un mundo aparte, nadie sabe qué está viendo o con quién se está escribiendo y eso puede representar un peligro para él. Cuando están conectados es como si estuvieran en un mundo aparte, en el cual tienes que pedir permiso para entrar”, comentó Yerovi. 

Mauricio Castillo, director de la Fundación Educación y Cooperación (Educo), aseguró que el país debe enseñar a la niñez y la adolescencia cómo detectar los riesgos porque también son los más vulnerables.

“Cada vez más niños y niñas están dentro de esas plataformas digitales. Eso implica riesgos y la niñez debe saber cómo desarrollarse en estas plataformas, cómo detectar los riesgos como acoso escolar y el ciberacoso”, dijo Castillo.

Yerovi agregó también la vulnerabilidad que tienen los niños, niñas y adolescentes a caer en redes de explotación infantil, abuso sexual, pornografía y hasta trata de personas. 

Avances en conectividad 

Yerovi reconoció que Nicaragua “está haciendo enormes esfuerzos precisamente para lograr que la telefonía digital, el acceso a Internet, que el acceso de niños y niñas al mundo digital vaya cerrando esa brecha que aún existe no solo en Nicaragua, sino también en América y en el mundo entero”.

Ejemplificó la apertura de Internet gratuito en parques públicos del país y algunas escuelas, tanto urbanas como rurales, pero reconoció que en zonas más alejadas del país todavía existen grandes brechas.

El beneficio que trae a la niñez y la adolescencia garantizar el acceso a Internet tendría un impacto positivo en su desempeño profesional, indica el informe de Unicef. 

“La experiencia en materia de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) ha tenido un gran impacto sobre la participación en la fuerza laboral y los salarios. Los adultos sin experiencia en TIC, incluso cuando están empleados, probablemente ganen menos que aquellos con conocimientos de TIC”, resalta el estudio. 

“Las empresas buscan cada vez más a personas con habilidades de uso de las nuevas tecnologías”, explicó el representante de Unicef. 

El informe de Unicef señala que se debe proporcionar a la niñez y la adolescencia un acceso fácil a recursos en línea de alta calidad y para eso recomienda “reducir el costo de la conectividad, invertir en más puntos de acceso público y superar los obstáculos culturales, sociales y de género”.