•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Ministerio de Salud (MINSA), informó esta tarde que se detectaron 10 casos de leishmaniasis, o lepra de montaña, en el departamento de Matagalpa, de los cuales tres son niños y siete adultos.

La leishmaniasis es una enfermedad caracterizada por la infección de un parásito que se transmite vía sanguínea, a través de un mosquito infectado por el virus que contagia en la persona, esta enfermedad nunca se transmite por contacto.

El dermatólogo Numa Barquero mencionó anteriormente a El Nuevo Diario, que “el mosquito transmisor vive en áreas tropicales y subtropicales, por lo que la leishmaniasis ocurre en zonas rurales, sobre todo en el norte del país”.

“Vamos a brindar tratamiento a los afectados, entregando mosquiteros y fumigando, además de continuar la búsqueda activa de esos casos”, comentó Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua.

Las úlceras características de esta enfermedad se desarrollan en el mismo punto del cuerpo donde el mosquito infectado pica a la persona.

El mosquito afecta principalmente las áreas expuestas; los brazos, los antebrazos, las orejas, la nariz y la cara, sobre todo en las áreas superiores del cuerpo.

Según especialistas consultados por El Nuevo Diario, las úlceras pueden ser de varios tipos, entre las que sobresalen las típicas, en las que se mira el tejido de granulación, o “la carne viva, como le dice la gente”, también está la leishmaniasis atípica, en la que se generan granulomas rojos que aparecen como “pelotitas” encima de la piel, donde picó el insecto.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen 700,000 y un millón de nuevos casos y entre 20,000 y 30,000 defunciones a nivel mundial por este parásito.