•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cincuenta años de prisión pidió la Fiscalía para el salvadoreño Sergio Umaña Salamanca, quien la tarde del miércoles fue declarado culpable por los delitos de transporte internacional de estupefacientes, crimen organizado y lavado de dinero.

La petición de medio siglo de encierro en la cárcel para el extranjero quien presuntamente era jefe de una estructura de la mara Salvatrucha en su país, fue hecha por la representación del Ministerio Público, después que el juez Séptimo Distrito Penal de Juicio de la capital, Octavio Rothschuh lo declaró culpable de los ilícitos antes referidos.

En el mismo fallo el juez declaró culpables por los mismos delitos a los nicaragüenses Wilfredo Álvarez y Arturo Epifanio Berríos, quienes según la Fiscalía integraban una célula narco llamada “La Clica”.

En la audiencia de debate de la pena, la representación del Ministerio Público solicitó que el extranjero sea castigado con 20 años de prisión por transporte internacional de estupefacientes, 14 por crimen organizado, 15 por lavado de dinero y uno por portación ilegal de armas.

En la misma audiencia la Fiscalía solicitó 36 años de prisión para Wilfredo Álvarez y Arturo Berríos, a razón de 12 años de encierro en la cárcel por haber incurrido en cada uno de los delitos de narcoactividad antes referidos.

Además la Fiscalía pidió que los tres reos paguen una multa equivalente a 1,000 días del salario mínimo del sector industrial.

23 testigos

En el juicio que inició en diciembre del 2017 declararon 23 testigos ofrecidos por la Fiscalía, que también presentó como prueba un informe financiero donde les atribuyen a los tres acusados haber lavado varios miles de córdobas y dólares provenientes del narcotráfico.

Durante los alegato finales, los abogados defensores coincidieron en señalar que los agentes encubiertos denominados código uno y dos con sus testimonios no probaron nada contra sus representados.

El abogado Álvaro García, defensor de Sergio Umaña Salamanca, expresó que no puede ser posible que un testigo hay dicho en juicio que él escucho a mil millas de distancia la detonaciones de armas de fuego y el choque de dos lanchas , agregando “ese testigo tiene oído biónico”.

Los reos Wilfredo Álvarez y Arturo Epifanio Berríos al hacer uso al derecho a la última palabra, negaron los cargos formulados en su contra y aseguraron que los bienes que poseen son fruto de su esfuerzo propio y herencias que han recibido de sus padres o abuelos.

Este caso cobró notoriedad pública porque salió a relucir que el productor de maní Noel Gaitán Bolaínez, en un enfrentamiento armado entre grupos narcos en alta mar la noche del 23 de junio del 2017 frente a las costas de Mechapa,  jurisdicción de El Viejo, Chinandega.