•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las oportunidades de empleo son menores para alguien que nunca tuvo acceso a Internet. La falta de conectividad solo aumenta la pobreza, según el “Estado Mundial de la Infancia 2017: Niños en un mundo digital” presentado por Ivan Yerovi, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Nicaragua. 

El 29% de los jóvenes en el mundo, que representan 346 millones, no están conectados en línea. En África el 60% no tiene conectividad, comparado a Europa, donde solo un 4% no tiene acceso en línea. En Nicaragua no hay una cifra exacta, pero aún quedan jóvenes sin conexión, principalmente en zonas de difícil acceso. No obstante, la Cámara Nicaragüense de Internet y Telecomunicaciones (Canitel) en su sitio web señala que hasta mayo de 2017 que el 90% de los municipios sin cobertura estaban en niveles de pobreza. 

Cuando un joven busca empleo siempre le preguntan por las habilidades informáticas, habilidades de paquetes de Windows porque el mundo ya es digital. Cada vez más el uso de papel y texto se irá reemplazando por lo digital y esas brechas de acceso se ven traducidas a las carencias de empleo y eso significa menos ingresos en el hogar, indicó Yerovi.

“La empresa privada y los actores que generan conectividad es importante que cumplan su rol de facilitar la conectividad, lograr que más niños estén conectados y en línea para investigar temas relacionados con su educación. Y aunque es importante destacar la facilidad actual de Internet en plazas públicas y parques  no es suficiente,  es necesario enseñarles también cómo usarlo”, expresó Yerovi. 

También hay una brecha digital de género. A nivel mundial, un 12% más de hombres que de mujeres utilizó Internet en 2017.

Según un informe del 2014 de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU por sus siglas en inglés), que abarca a 166 países, ubica a Nicaragua en el puesto 14 entre los que más pagan en el mundo por telefonía celular, comparado con los ingresos promedios de su población.

Canitel informa que se destina 130 millones de córdoba en promedio anual para ampliación de redes y servicios en el país. 

Ivan Yerovi, representante de Unicef en Nicaragua enfatizó: “Ojalá en algún momento todas las escuelas públicas tengan acceso a Internet, contar con computadoras, tabletas para tener acceso a Internet, sin descuidar cómo les enseñamos a navegar”.

En una nota publicada por el 19 Digital en septiembre del 2017; Salvador Vanegas, ministro asesor de la Presidencia para todas las modalidades educativas, indicó que “en lo que resta del año (2017) vamos a conectar 23 escuelas a Internet con banda ancha, con wifi; esto nos va a llevar a 52 escuelas nuevas que se suman a todo el acumulado que hemos venido conectando en los últimos años”.

Vanegas agregó que 120 centros educativos serán equipados con aulas digitales móviles, 3,870 equipos de computación se distribuirán a 124 centros. El año pasado, según el ministro asesor,  “35,000 docentes se han capacitados en el uso y manejo de tecnologías educativas y en los siguientes meses se llegará a los 56,000”.

Los riesgos de conectividad

Uno de cada tres adolescentes menores de 18 años está conectado y los menores de 15 años tienen la misma posibilidad de conectar que un joven adulto de 25 años.

El representante de Unicef en Nicaragua destacó que el estar conectados implicará siempre un riesgo. Para ello  es importante trabajar normas legales y brindar asistencia de información de parte de las compañías de telefonía móvil y conectarse con las unidades de la Policía; mejorar la comunicación entre padres e hijos y compromiso docente en las escuelas. 

“Los niños y niñas están expuestos al abuso sexual en línea, a tener conversaciones no deseadas. Hay adultos abusadores que cambian sus perfiles, simulando ser niños o adolescentes, para atacar a la niñez. Los niños tienen menos posibilidades de comprender los riesgos y es más probable que sean víctimas de los daños. Esta vulnerabilidad concreta arroja luz sobre el momento en que el riesgo se convierten un daño real para los niños”, comentó Yerovi.

Al respecto, el informe del Estado Mundial 2017 que abarca a 26 países en el mundo propone alfabetizar a los niños en el uso de la tecnología. 

Yerovi argumenta que alfabetizar el sistema educativo juega el papel fundamental y no solo en Nicaragua. “Hay casi universalización de que la mayoría de los niños estén en la primaria y eso se debe aprovechar para enseñar a los niños cómo navegar en Internet, qué tipo de información es adecuada según su edad, herramientas de cómo proteger su identidad, y requerimos de maestros que también estén inmersos en lo mismo. Los padres también juegan un papel importante. Los celulares son cada vez más privados, son espacios donde el niño se encierra en su cuarto, en su mundo, y si no hay diálogo se corre el riesgo de esos peligros”.

La sicóloga educativa Alejandra  Domínguez León comparte que los niños deben aprovechar al máximo su tiempo frente a la pantalla, descargando las mejores aplicaciones y programas que  pueden ayudar a niños con problemas de aprendizaje para desarrollar las habilidades que no tienen, poniendo siempre especial cuidado en las edades y lo que queremos enseñarle a nuestros hijos.

“Al igual que  los niños, los adolescentes viven en un mundo tecnológico, pero la mayor dificultad es que ellos acceden con mayor facilidad al mundo de la tecnología. Los jóvenes que se encuentran en situación de riesgo o vulnerabilidad son aquellos que por lo general han crecido en un ambiente familiar poco propicio para su desarrollo, donde existe dificultad en la comunicación, suelen poseer una baja autoestima y muchas veces son jóvenes con escasas habilidades sociales que tienden a huir de un mundo adulto que les resulta hostil, refugiándose en las nuevas tecnologías”, añade la experta.

Además, el hecho de encontrarse en un periodo crítico como lo es la adolescencia, caracterizado por  cambios tanto físicos como emocionales, es un factor más de vulnerabilidad.

La sicóloga aconseja que el niño o la niña dediquen por lo menos 2 horas de acceso a la tecnología, específicamente jugando y aprendiendo de contenidos educativos.

La Universidad Centroamericana (UCA) a través del Instituto de Educación (Ideuca) en el Estudio Hábitos y Usos de las TIC por parte de jóvenes universitarios en Managua y Costa Caribe, de junio 2017, señala que las principales experiencias relacionadas a los riesgos de Internet son el cyberbullying, grooming, contenidos inadecuados, sexting y adicción.

Yerovi, al respecto, evidencia  que el primer punto de contacto de esos niños cuando reciben algún contacto raro con un desconocido son sus amigos y no sus padres.

“Con respecto a la edad, 7 de cada 10 navega por Internet más de 3 horas y los jóvenes con mayor frecuencia buscan información para trabajos académicos, utilizan diariamente las redes sociales y juegan en la red con otras personas. Los resultados muestran una clara tendencia del avance de la importancia de Internet, tanto como medio de entretenimiento y comunicación a través de las redes sociales, como medio para investigación académica”, señala el Estudio.

No obstante, 5 de cada 10 jóvenes afirman que han establecido comunicación con extraños.