•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los clientes de tecnología LTE (o sea tecnología 4G) ascendieron a 170,000 en 2017, y según cifras preliminares de la Cámara Nicaragüense de Internet y Telecomunicaciones (Canitel), experimentaron un crecimiento de 62% con respecto a 2016.

Para este 2018, de acuerdo con Hjalmar Ayestas, presidente de Canitel, la cantidad de usuarios de esa tecnología, que permite una mayor velocidad de Internet por medio de celular, podría crecer alrededor de un 44.1% en Nicaragua, ya que esperan llegar a los 245,000 usuarios.

La tecnología LTE llegó al país en 2015, indica Canitel, año que lograron conectar a  55,000 clientes de LTE, un año después llegaron a 105,000.

En Nicaragua, según el representante de Canitel, los teléfonos celulares son el principal medio para acceder a Internet.

Esa cámara empresarial estima que en el país existen unos 2.8 millones de celulares inteligentes, de los cuales alrededor de dos millones tienen conexión a Internet móvil, afirmó Ayestas.

Agregó que alrededor de 1.2 millones de personas hacen uso de Internet en su celular.

En general, estima Canitel, son 8.3 millones de líneas móviles y 4.8 millones de suscriptores de telefonía celular. 

Crecimiento

El organismo costarricense Estado de la Nación, con base en datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), refirió recientemente que Nicaragua es el país de Centroamérica con el mayor aumento porcentual de usuarios de Internet, el segundo con mayores tasas de crecimiento en suscripciones de telefonía celular y también el segundo que incrementó mayoritariamente el acceso a Internet de banda ancha, entre 2006 y 2016.

Según Estado de la Nación, la suscripción a telefonía móvil en Nicaragua se triplicó, al conseguir un crecimiento de 268% en esa década, al pasar de 33.1 a 122.1 suscripciones por cada 100 habitantes.

Por otro lado, el organismo refirió que en 2006 se contabilizaban 2.8 usuarios de Internet por cada 100 habitantes en Nicaragua, cifra que ascendió a 24.6 en 2016.

Para Ayestas, en Nicaragua se debe crear una estrategia pública-privada que incentive a más personas a utilizar el Internet.

“Principalmente tiene que ser más bien buscar más dinámicas de tener esfuerzos desde el sector privado y el sector público, teniendo como eje principal el Internet dentro de la educación y la productividad”, expresó.

El año pasado, durante la Feria ExpoInternet 2017, Ayestas manifestó que solo un 9% de los nicaragüenses usaba Internet con fines educativos, en tanto el otro 91% lo utilizaba para el ocio, como redes sociales, ver películas, descargar contenidos, entre otros.