•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La situación de 180 estudiantes de primaria y ocho maestras de la comunidad El Ensayo, en El Realejo, empezó a cambiar a once días del inicio de clases. 

Miembros de la Guardia Costera de Estados Unidos que atracaron en Corinto el pasado miércoles, visitaron la escuela Santa Virginia junto a Piero Coen, presidente del Grupo Coen y Laura Dogu, embajadora de Estados Unidos en Nicaragua. 

Los visitantes pintaron las paredes internas y externas de las aulas, le dieron vida al techo a través de la pintura, llevaron pizarras acrílicas nuevas y todos los estudiantes recibieron útiles escolares y una mochila gratis. Ahora están listos para volver a clases. Estudiantes con la embajadora Laura Dogu, el empresario Piero Coen y parte de los guardacostas de EE.UU

La alegría de los niños era notoria. 

“En estos días había estado pensativa porque no tenía para los cuadernos de mis hijos y desde hace rato ya me los estaban pidiendo. Yo no trabajo y no tengo cómo comprárselos, ahora con esta ayuda me siento aliviada, pero me gusta más todavía verle mejores condiciones a la escuela porque así los niños se van animar a venir más”, dijo Carolina Sánchez, mamá de dos niños de segundo grado. 

La embajadora Dogu fue quien entregó los paquetes con útiles escolares a los estudiantes. “Para nosotros es fundamental apoyar a Nicaragua no solo en seguridad, prosperidad y democracia, sino también en educación, porque en los niños está el futuro de un país”, dijo.

La escuela Santa Virginia de El Realejo ahora es un centro público que forma parte de las 24 escuelas apadrinadas por Fundación Coen en Chinandega.

Reforestación 

Los guardacostas también participaron en la jornada de reforestación de una reserva natural ubicada en una de las propiedades del Grupo Coen, que forma parte de su programa de conservación de la biodiversidad y que pretende reverdecer zonas áridas de Chinandega.

Ahí otro grupo de voluntarios sembró mil árboles de cedro real y roble. “Con esta actividad pretendemos motivar al cuido del ambiente y que los voluntarios logren sensibilizarse frente a las problemáticas ambientales”, aseguró Coen. 

La agenda de los tripulantes del Northland también incluyó ayer un ejercicio de entrenamiento para combatir al narcotráfico junto a miembros de la Fuerza Naval de Nicaragua.

En el ejercicio participaron 30 efectivos de la Fuerza Naval de Nicaragua y 20 guardacostas estadounidenses.