•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua ya cuenta con su primer acelerador lineal para combatir el cáncer, el cual comenzará a funcionar a partir de mayo próximo, informó ayer la vicepresidenta del país Rosario Murillo.

El acelerador lineal, conocido en el mundo de la medicina como “Linac”, por sus siglas en inglés, permitirá que los pacientes reciban radioterapia específicamente en las zonas afectadas por el cáncer y en la dosis exacta, algo que no ofrecen los equipos actuales del Ministerio de Salud (Minsa), afirmó Murillo, también Primera Dama.

Donado por Japón

El equipo médico valorado en cinco millones de dólares fue donado por el Gobierno de Japón y estará ubicado en el Centro Nacional de Radioterapia Nora Astorga, al sur de Managua.

Murillo destacó que este acelerador lineal permitirá “ser más preciso en los tratamientos radiológicos para luchar por la salud cuando hay un padecimiento, una enfermedad terminal como el cáncer”.

Con una incidencia de 113.3 por cada 100,000 habitantes, el cáncer es la tercera causa de muerte en Nicaragua, según datos oficiales.

Japón destina en materia de cooperación a Nicaragua un promedio de 10 millones de dólares anuales, que son dirigidos a diferentes áreas, entre ellas salud.