•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un voraz incendio arrasó ayer con parte de una bodega de alimento para ganado en las instalaciones del Fondo de Desarrollo de la Industria Láctea (Fondilac) ubicadas en el kilómetro 2 de la carretera Norte, donde fue La Selecta. El siniestro duró aproximadamente dos horas, no se reportaron pérdidas humanas, solamente materiales. 

Los vecinos del barrio Quinta Nina aseguran que desde las 10:00 a.m. observaron salir humo del costado oeste de las bodegas, luego las llamas y los alambres de energía eléctrica echando chispas. El humo inundó alrededor de tres cuadras de la parte norte y oeste del barrio. 

“Todo el barrio se fue a decirle al señor, es decir al dueño que le íbamos a ayudar, pero más bien nos corrió a todos. Nosotros nos fuimos a asomar y parecía un infierno ahí, horrible. La Cruz Roja ha estado sacando a las personas mayores de edad para que no respiren el humo”, dijo Rosa Medina, vecina del lugar. 

Por su parte, Iván Saborío, presidente de la Fondilac, manifestó que se trasladaba para su oficina cuando uno de los trabajadores le avisó del siniestro. “Aquí lo que teníamos era zacate o heno que se lo vendemos a los carretoneros y gente que lo necesita. Hubo un chispeo dice la gente que estaba descargando las pacas de heno, dentro habían como unas mil pacas. Gracias a Dios no hubo personal afectado por el fuego”, dijo Saborío.

Añadió que Fondilac es una empresa distribuidora de productos veterinarios que tiene 47 años de estar ubicada en el sector, y no se han contabilizado las pérdidas económicas. No obstante cada paca de heno está valorada en 40 córdobas. 

“Los bomberos  hicieron perfectamente su trabajo. Quería entrar todo ese barrio para acá porque decían que venían a ayudar, yo los detuve e inmediatamente entraron los bomberos. Después vino la policía a resguardar”, relató Saborío. 

Trabajo de los bomberos

Por su parte, el comandante  Ramón Landero, jefe de la Dirección General de Bomberos  manifestó inundar de agua el local para que las llamas se propagaran a otro local.   

Además explicó que a las 10:30 a.m. los bomberos despegaron algunas láminas de zinc para ingresar a algunas áreas de la bodega que no habían podido entrar, para evitar que se propagara para otros lados. 

“Es un área de unos 25 por 25 metros. Trabajamos 42 bomberos de la Dirección General de Bomberos para sofocar las llamas”, expresó Landeros. 

Por su parte, Daysi Serrano, delegada del Distrito Cuatro de la Alcaldía de Managua manifestó que para controlar el incendio se utilizaron cinco cisternas de la comuna y siete camiones de los bomberos.