•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Especialistas de los bomberos unificados de Estelí y peritos en explosión e incendios del Instituto de Criminalística y Ciencias Forenses, de la Policía Nacional, investigan que originó un incendio que acabó el viernes pasado con 40 toneladas de rastrojos de plantaciones de granos básicos y de guate que los miembros de una cooperativa agropecuaria tenían apilados en un patio.

El siniestro ocurrió en la finca San Nicolás, comunidad Las Limas a varios kilómetros al noreste de la ciudad de Estelí, y sobre la carretera que une esta ciudad con la zona de reserva de bosques naturales de Miraflor. 

Aunque se sospecha que no hubo mano criminal y sí negligencia, porque antes, un grupo de personas estuvo pernoctando o  descansando en el lugar y se cree que más de alguno estaba  fumando  y posiblemente una colilla encendida arrastrada por los fuertes vientos llegó e hizo contacto con el rastrojo.

Unos 20 trabajadores trataron de apagar las llamas, pero el rastrojo seco que es de rápida  combustión avivaron las llamas, por lo que se llamó a los bomberos para sofocar el fuego.

El Comandante José Ramón Montano Blandón, jefe de la Dirección General de Bomberos, señaló que controlaron el fuego en más de 4 horas y usaron un autocisterna y dos vehículos de intervención rápida. “Lo importante es que teníamos agua suficiente y el terreno es de fácil acceso” declaró el jefe bomberil.

Poco a poco se fueron sumando más personas a las actividades de extinción  del incendio hasta llegar a más de 40. entre socios de la cooperativa, trabajadores y vecinos. “La acción coordinada y colaboración de todos ha sido de vital importancia, para controlar el fuego”, reiteró Montano.

Pérdidas

El ingeniero Nelson Zamora, administrador y técnico de la cooperativa compuesta por más de 20 miembros, en un cálculo preliminar, dijo que las pérdidas económicas  podrían rondar entre C$40,000.

Más de sesenta cabezas de ganado se quedaron ahora sin alimento por este incendio, comentaron los afectados, por lo que ahora les tocará comprar pacas de heno en lugares como Sébaco y San Isidro, (municipios de Matagalpa) lo que significa, según ellos más gastos.

Con este incendio ya suman dos en el área agropecuaria del municipio de Estelí, en estos primeros veintiséis días del mes de enero de 2018, ya que en días recientes hubo una combustión en el sector de El Dorado-La Sirena que aunque no provocó daños materiales solo la quema de maleza seca, el impacto en el medio ambiente es fuerte.