•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las aves están amenazadas por la destrucción de los bosques y también por el comercio ilegal, anotan expertos. “El problema es que mientras algunos compren, otros seguirán vendiendo”, consideró el biólogo y estudioso de las aves de Nicaragua, Marvin Torres. 

La investigación de las aves es una práctica nueva en el país. Liliana Chavarría Duriaux en su nuevo libro “Aves de Nicaragua” estima que en el país hay 763 especies. Durante el invierno en el norte de América, que es de octubre a febrero, miles de aves migratorias se quedan en el país. Algunas solo  se detienen para descansar y alimentarse y luego seguir su ruta hacia el sur. Los chocoyos son una de las especies de aves más expuestas a la comercialización.

Torres aseguró que la variabilidad climática amenaza con descontrolar el ciclo de vida de las aves. “Si antes todas las plantas florecían en marzo y tenían frutas en abril, ahora se está moviendo todo eso por el calor. El ave ajusta su ritmo de reproducción a la disponibilidad de recursos”, explicó.