•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos narcotraficantes que navegaban  la noche del viernes por aguas del Pacífico nicaragüense, se vieron obligados a dejar abandonada una  panga con 302 tacos de cocaína que pesaron 347 kilos con 5 gramos tras percatarse que efectivos de la Fuerza Naval les daban persecución, informó el Ejército de Nicaragua.

Una nota de prensa del Ejército confirmó que a las “22:00 horas del viernes 26 de enero de 2018, la embarcación fue obligada a varar en la costa de El Astillero, municipio de Tola, departamento de Rivas”.

La nota añade que “los tripulantes se dieron a la fuga, incautándose: una lancha del tipo bermuda con un motor de 75 Hp, dos bidones con gasolina, en la que transportaban 9 sacos con 302 tacos, con un peso de 347 kilos con 5 gramos de cocaína”. 

El capitán de navío y jefe del Estado Mayor de la Fuerza Naval, Pedro Olivas González, informó inicialmente que la panga era tripulada por dos  hombres y que fue divisada   frente a  las costas de Pochomil.

Aseguró que  la panga fue detectada en actitud sospechosa  justamente cuando las autoridades  realizaban  maniobras prácticas  con el Buque Patrullero USCGC Northland de los Estados Unidos de América que se  encuentra en Corinto.

La nota de prensa del Ejército Nacional, emitida posteriormente, confirmó que durante los ejercicios conjuntos con el patrullero norteamericano “nuestro sistema de exploración aeronaval el jueves 25 de enero de 2018 detectó frente a la costa de Pochomil una embarcación que se desplazaba a alta velocidad con rumbo norte y sospechosamente cambió de rumbo hacia el sur, dándole persecución la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua”.La droga fue incautada cerca de la medianoche del viernes en la playa del Astillero del municipio de Tola, Rivas.

Finalmente la embarcación fue abandonada el viernes con la droga abordo. 

La persecución

Tras detectar la  embarcación color celeste las autoridades activaron un plan para lograr su captura, utilizando 2 lanchas rápidas desde Puerto Sandino en dirección sur y con 2 lanchas rápidas desde San Juan del Sur en dirección norte. 

 “La idea era cercarlos y evitar que escaparan en dirección sur o norte, y obligarlos a varar  tal y como lo hicieron acá a eso de las 10:00 pm”, dijo el capitán de navío Pedro olivas González.

“La droga fue entregada a la Policía Nacional y la Fiscalía General de la República, contribuyendo al ejercicio de la acción penal para la judicialización del caso”, informó el Ejército.

La “operación se realizó en cumplimiento de la estrategia de Estado del Muro de Contención”, que tiene como objetivo contener, desviar y capturar la mayor cantidad de droga en los accesos inmediatos, a fin de evitar que circule la misma por los núcleos poblacionales,según el Ejército.