•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS, RAAN

Tres incendios forestales detectados la mañana del martes cerca de Alamikamba, cabecera municipal de Prinzapolka, carbonizaron 205 hectáreas de bosques, principalmente pino, pero lo más preocupante en estos momentos es la amenaza latente de que se originen otros focos de fuego y se propaguen en la Región Autónoma del Atlántico Norte.

Cabe señalar que la zona del Atlántico Norte sigue siendo un territorio de combustión, por encontrarse todavía en el suelo una gran masa boscosa latifoliada, derribada por el huracán Félix en septiembre de 2007.

Se estima que sólo menos del 4% es lo que se ha aprovechado de los 10 millones de metros cúbicos de madera caída, de la cual la mayor parte ya se deterioró.

Al menos en los tres lugares donde se identificaron los incendios en Prinzapolka, y otro en Wasaking, en el municipio de Rosita, están sofocados y controlados en su totalidad, aseguró el mayor Johnny Vásquez, primer oficial de Defensa Civil.

En el caso de Prinzapolka, una de las quemas se produjo por donde inicia el llano sobre la vía terrestre hacia Alamikamba. Allí se quemaron 130 hectáreas.

El siguiente incendio se detectó en el empalme de Limbayca, donde se quemaron 55 hectáreas. Y el otro sitio en llamas se originó en un lugar llamado Quincura, donde se registró 20 hectáreas siniestradas.

Auxilio

Para apagar el fuego en estos lugares se tuvo que pedir auxilio a Rosita, y desde este municipio se desplazó una brigada hacia los sectores en llamas, culminando con éxito la jornada agotadora después de casi diez horas.

Participaron en esas arduas tareas miembros del Destacamento Militar de Montañas de Las Minas, de la Defensa Civil, de la Policía, del Inafor, voluntarios de aserríos, brigadas estudiantiles y las constituidas brigadas de las alcaldías de Prinzapolka y de Rosita.

Los alcaldes de estos dos municipios, Lidia Colleman y Arturo Ibarra, respectivamente, han puesto a la disposición todos los medios y recursos disponibles para prevenir y apagar los fuegos que se han detectado.

Incendios inminentes

El bosque que se ha quemado son pinos en su totalidad, de grosor y altura distintos, pero lo que preocupa es que esta especie cuando entra en calor intenso después de un incendio, suelta una brea que puede producir llamas, y con un poco de aire regresa inmediatamente el fuego.