•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Playa Salamina, ubicada en el municipio de Villa El Carmen, en Managua, es uno de los pocos sitios a lo largo del Pacífico del continente americano donde llega a anidar la tortuga tora (Dermochelys coriacea) la especie más grande que existe en los océanos.

La playa más importante donde arriba esta especie de tortuga está en Guanacaste, Costa Rica. En Nicaragua, además de playa Salamina, existe otra playa donde arriba la tortuga tora: Veracruz de Acayo, en Carazo.

Velkiss Gadea, coordinadora del Programa de Tortugas Marinas de la organización Fauna y Flora Internacional (FFI), reveló que desde 2009 iniciaron un proyecto de conservación de la tortuga tora en playa Salamina. 

Este sitio es aislado porque se encuentra a 20 kilómetros de la comunidad Samaria, en Villa El Carmen. El camino para llegar hacia allá no está en buen estado y tampoco está señalizado. En el trayecto hay que cruzar al menos 3 ríos en donde los vehículos que no son de doble tracción pueden atorarse en la arena.

Gadea declaró que esto ha permitido que playa Salamina se conserve como un lugar de anidación. La tortuga tora está en peligro de extinción por muchos factores, entre ellos la destrucción del hábitat donde desova.

Informó que en nueve años se han liberado 41,849 tortuguillos, de los cuales 3,850 han sido de la especie tora, el resto son de tortugas paslama. El pasado 20 de enero FFI, junto con la Alcaldía de Villa El Carmen y el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), realizaron el Festival de la Tortuga, donde se liberaron a 170 tortuguitas, de las cuales 169 eran paslama y solo una era de la especie tora.

Según Gadea, con el inicio del proyecto de conservación se capacitó a 9 personas de la comunidad de Samaria para que fueran patrulleros comunitarios. La mayoría se dedicaba a la extracción de huevos de tortugas.

Luis Ordeñal, de 26 años, es uno de los patrulleros comunitarios. Él explicó que en un punto de la playa Salamina se instala un vivero y un puesto de vigilancia de octubre a febrero. Indicó que durante la temporada 2017-2018 registraron solo tres hembras de tora en anidación. Hasta el 20 de enero contabilizaban 10 nidos de dicha especie, afirmó. En la temporada 2016-2017, los patrulleros anotaron 20 nidos. 

Son 10 kilómetros de costa los que vigilan los patrulleros comunitarios resguardando los nidos de tora. 

Ordeñal explicó que todos los años son hembras nuevas las que llegan a desovar a playa Salamina, ya que esta especie regresa cada 2 años.

Ellos llevan un control de tortugas colocando marcas metálicas en una aleta trasera, también le instalan un pit, un microchip que se coloca en el cuello y con el que pueden verificar si se trata de un animal que ya había llegado a la playa, detalló el patrullero.Un tortuguillo de tora mide 60 centímetros y pesa 30 gramos.

De acuerdo con datos del programa de conservación de la tortuga tora, en tres años llevan registrado la visita de 10 hembras en playa Salamina. 

Playa debe ser conservada

Gadea sostiene que playa Salamina debe ser conservada debido a su importancia para la preservación de la tortuga tora, animal que llega a medir casi dos metros de largo. La mayor amenaza en esa zona es la pesca con bombas en el mar y la destrucción de la vegetación en las costas.

Gadea considera que debería recibir algún estatus de protección por parte del Gobierno. Luis Gutiérrez, de 26 años, otro de los patrulleros comunitarios, dijo que antes se dedicaba a saquear los nidos de las tortugas marinas. Sin embargo, desde que fue invitado a formar parte de los conservacionistas ha aprendido más sobre esta especie.

“Me siento preparado para trabajar en otra playa como guía turístico. Antes no sabía qué tipo de tortugas venía a esta playa. La utilidad de todo lo que hago es la conciencia ambiental, la que puedo transmitir a otra persona”, declaró.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus