•  |
  •  |
  • END

Representantes del sector empresarial admitieron la problemática de la crisis en empresas de régimen de Zona Franca Industrial, por lo que algunas están solicitando cierres temporales, sin embargo, continúan optimistas.

El director ejecutivo de la Agencia de Promoción de Inversiones de Nicaragua, ProNicaragua, Javier Chamorro, aclaró ayer que oficialmente no tienen conocimiento de más cierres en zonas francas, sin embargo destacó que debido al actual contexto económico internacional, no se desestiman más suspensiones de operaciones en el sector.

“Es evidente que la situación que se vive en el sector textil a nivel mundial, podría provocar que más empresas cierren, pues en el resto de la región hay empresas que han bajado sus exportaciones en un 45 por ciento”, dijo, recordando que el inventario del sector es móvil. “Es decir, constantemente hay empresas que cierran y constantemente hay empresas que abren operaciones”.

Chamorro especificó que a enero de 2009 contabilizaban 73 mil 500 empleos directos en la industria descrita, y está convencido de que al cierre del año se puede llegar a 80 mil empleos directos.

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, señaló que el Cosep está trabajando “aceleradamente” en la agenda 2009, en la cual una de las principales demandas es la protección al empleo, haciendo énfasis en zonas francas.

“Y aquí hablamos de tres puntos: en primer lugar, de un acuerdo salarial que proteja al empleo y permita atraer nuevas inversiones al tener una previsibilidad del sector; en segundo lugar, se ha creado una ventanilla única para facilitar las operaciones del sector, y, en tercer lugar, hemos propuesto que los parques industriales que están desocupados se utilicen para otras operaciones fuera del régimen (se les saque provecho)”, expuso.

Aparte de eso, refirió que están haciendo esfuerzos con la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), para emitir una circular que evite la burocracia. “Entonces con todo eso, pensamos que podremos salir adelante”, puntualizó el líder empresarial.

“Estrategia” empresarial

Las amenazas de cierre temporal de empresas y sus despidos no ocurren sólo por la falta de pedidos del mercado, sino también por presiones que algunos empresarios del régimen de zona franca contra los sindicalistas, y para no cumplir el acuerdo tripartito de salario mínimo establecido hace un mes, explica Pedro Ortega, secretario general de la Confederación Sindical de Trabajadores de Zona Franca.

Según el sindicalista, empresas como Yutex, que labora en Nandasmo, y Texnica, ubicada en las cercanías de Portezuelo, despidieron a toda la directiva sindical, y uno de estos dirigentes hasta fue amenazado de muerte.

“Interpusimos la denuncia en el Ministerio del Trabajo, pues en al menos dos empresas de zona franca dicen que se irán del país simplemente porque en ambas se formaron sindicatos. Esto surge a pesar de que firmamos un acuerdo de estabilidad económico-laboral de emergencia, lo que no significaba que renunciamos a nuestros derechos laborales o a formar un sindicato”, indicó Ortega.

Señaló que también están violentando el acuerdo suscrito el 12 de marzo, que establece un aumento de salario mínimo para el sector de zonas francas en un 8 por ciento para este año, un 12 por ciento para 2010 y sujeto a revisión el año 2011. Las empresas mencionadas lo están desconociendo aunque fue firmado por el propio James Scott Vaughan, Presidente de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección, Anitec.

Ataque psicológico

El secretario general del Sindicato 14 de Mayo, de la empresa Texnica, S.A., mencionó que la empresa se niega a que los trabajadores se organicen, por eso sancionaron a los seis integrantes de la directiva sindical, despidieron a 13 obreros y desde hace cuatro semanas amenazan con cerrar operaciones.

“La administración de Texnica nos sancionó y nos suspendió nuestro salario. Nos dicen que podremos regresar a trabajar hasta que nos comprometamos a no seguir impulsando la actividad sindical. También tienen bajo amenaza a los trabajadores, de que si se vuelven a organizar ellos cerrarán la empresa, y por el sindicalismo, 700 personas quedarán sin trabajo. Hablan de cierre, pero no por crisis económica. En Texnica hay bastante trabajo por la cantidad de pedidos”, dijo.

Por su parte, Wilfredo Antonio González, secretario de la juventud del sindicato Fuerza Laboral Unida, en la empresa Yutes, aseguró que han sido objeto de persecución a través de los supervisores y también del propio gerente de la empresa, por lo tanto, exigen que el Mitrab haga cumplir las leyes y que se respeten los derechos de los trabajadores.

“Ahí hasta utilizan parlantes para amenazar que si los trabajadores se organizan la empresa cerrará operaciones. Particularmente a mí me han amenazado de muerte. La administración de origen coreana nos ha dicho que prefiere cerrar antes de firmar un convenio colectivo con los trabajadores. Hasta el momento han despedido a casi 300 personas”, asegura González, quien aún no ha interpuesto la denuncia ante las autoridades policiales.

Malos manejos de por medio

Se conoció extraoficialmente que la empresa Fusión cerró operaciones por mal manejo administrativo, y hay otras empresas interesadas en asumir la cartera de esta compañía.

También se supo que hay una empresa norteamericana que vende ropa de marca, con intenciones de hacer pedidos en el país.