•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los efectos de los frentes fríos en el inicio de 2018 han sido más prolongados que en otros años, aseguró Agustín Moreira, meteorólogo del Centro Humboldt. 

Según Moreira, la cantidad de estos fenómenos ha aumentado en comparación con 2017, cuando en todo enero se registraron 18. Hasta este fin de semana se sentirán los efectos del frente frío número 25, principalmente en la Costa Caribe y el centro del país. 

“A inicios de 2017 ocurrieron esto eventos, pero este año ha sido más prolongado. Los sistemas de fríos llegaron anticipadamente en el mes de noviembre, se mantuvieron en todo diciembre y prevalecen hasta la fecha”, declaró Moreira. 

Las lluvias de enero han sido por influencia de humedades de bajas presiones y la combinación de los frentes fríos, esto genera las condiciones de lluvias ligeras y  chubasco, explicó Moreira.

“Hasta cierto punto, estas lluvias son anómalas en este período, ya que en verano lo que se instalan son las altas presiones que no permiten lluvias”, dijo el experto, quien aclaró que las precipitaciones son normales en el Caribe y centro del país para inicios de año, pero para finales de enero deberían estar disminuyendo. 

No obstante, esta semana la influencia del frente frío número 25, localizado en la costa Caribe de Honduras, trae frío de forma indirecta a Nicaragua, además de lluvias en la zona norte del Caribe y lloviznas en el centro, indicó Moreira. 

El experto reveló que la vigilancia satelital muestra que el frente frío número 26 estará arribando a México en las próximas 24 horas y para el fin de semana se ubicará en el Golfo de México, siempre con probabilidades que baje hacia el norte de Honduras. 

“Es un núcleo de frío que viene bastante organizado y muy grande, y puede traer consecuencia en el norte y centro de América”, aseguró.

Los frentes fríos se caracterizan por producir bajas temperaturas y vientos que perjudican el zarpe de embarcaciones pequeñas.  

Moreira reveló que en la capital se han producido pocas precipitaciones, tienen registros de lluvias repentinas en algunos sectores con niveles de 0.8 milímetros y que duraron alrededor de 5 minutos. 

De acuerdo con datos compartidos por el experto, en algunos puntos de monitoreo de lluvia en los departamentos se han anotado datos interesantes. Por ejemplo, en Jinotega, en la primera quincena de enero de este año, en una estación se registró 43.4 milímetros de precipitaciones, lo que supera los 36.8 milímetros de todo enero de 2017. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus