•  |
  •  |
  • Agencias

Los presidentes de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), aprobó hoy otorgar diversos financiamientos a Nicaragua y Haití, para proyectos de desarrollo agrícola y de alfabetización. Nicaragua recibirá fondos por 50 millones de dólares "para suplir el boicot con el que Estados Unidos pretende chantajear a la inchantajeable Nicaragua", aseguró el presidente venezolano, Hugo Chávez, anfitrión del encuentro, en la sesión de clausura este viernes. A Haití, pese a que no integra el ALBA, se le entregarán 9,3 millones de dólares para un proyecto de produción de arroz y para una campaña de alfabetización que desarrollará Cuba.

Los fondos serán aportados por el Banco del ALBA, inaugurado el pasado diciembre con un capital inicial de 2.000 millones de dólares, 85% correspondientes a Venezuela y el otro 15% a Cuba, Bolivia y Nicaragua.

Texto de la Cumbre de las Américas es "inaceptable"
Como ya lo habían señalado anteriormente, los presidentes participantes consideraron hoy que el texto de la declaración final de la Quinta Cumbre de las Américas es "inaceptable". El texto que debe aprobarse en Puerto España "es inaceptable porque no da respuestas al tema de la crisis económica global", según los presidentes de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), reunidos desde ayer en la ciudad costera.

Además, la declaración de Puerto España "excluye injustificadamente a Cuba, sin hacer mención al consenso general que existe en la región para condenar el bloqueo y los intentos de aislamiento" hacia la isla, indicó Chávez al leer las conclusiones de su encuentro. "Consideramos que no hay consenso para adoptar ese proyecto de declaración y proponemos un debate a fondo", añadió Chávez, al señalar que el primer punto de esa discusión debe ser "el capitalismo que está acabando con la humanidad y el planeta".

Estas conclusiones fueron suscritas por los presidentes Chávez, Raúl Castro (Cuba), Evo Morales (Bolivia), Daniel Ortega (Nicaragua) y Manuel Zelaya (Honduras), y los primeros ministros Roosvelt Skerrit (Dominica) y Marc Goncalves (San Vicente y las Granadinas). El presidente Fernando Lugo, quien participó como invitado en esta cumbre, no firmó el documento.