•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Maricela del Carmen Vásquez Espinal, una mujer de 28 años e hija de un exalcalde de San Lucas, Madriz, fue encontrada muerta la noche del martes en un predio montoso de ese municipio. La joven había sido reportada como desaparecida desde el pasado viernes y la Policía Nacional señala a su expareja como el autor del crimen. 

El supuesto femicida fue identificado como Moisés Ariel Gómez Gutiérrez, de 22 años, ya está detenido, según la Policía Nacional. El cuerpo de Maricela fue encontrado en el sector conocido como Cinco Esquinas, en la comunidad Las Lajitas. Esta es la quinta mujer asesinada en lo que va del año en Nicaragua

El dictamen preliminar del forense de la zona detalló que el cuerpo de la joven —ya en estado de descomposición— presentaba señales de haber sido golpeada y abusada sexualmente.

Pedro Celestino Vázquez, papá de la víctima, detalló que la joven había salido el viernes para visitar a su abuela en el mismo municipio pero jamás regresó. Ahora pide la pena máxima para el supuesto asesino de su hija.

Exparejas atacan

Esta es la quinta mujer asesinada en lo que va del año en Nicaragua, tres de los crímenes han sido cometidos por las exparejas de las mujeres.El año pasado 14 de las 51 mujeres asesinadas fueron ultimadas por sus exparejas

El año pasado 14 de las 51 mujeres asesinadas fueron ultimadas por sus exparejas, luego de que ellas se negaran a retomar una relación con sus agresores, según el Observatorio de Violencia de Católicas por el Derecho a Decidir. 

A este fenómeno, María Teresa Blandón, directora del grupo feminista La Corriente, lo llama la condena final.

“El femicidio es la condena final y definitiva que los agresores ejercen sobre sus víctimas. Es la expresión extrema del machismo: ´tu vida me pertenece y puedo hacer con ella lo que quiera, desde un infierno de sufrimiento hasta la extinción física´”, comenta.

La experta agrega que las mujeres no están obligadas a vivir junto a un hombre que no quieren por las razones que sea. “Pero el machismo de algunos les hace pensar que las mujeres no somos capaces de tomar nuestras propias decisiones, sobre todo no soportan que la mujer que consideran de su propiedad los rechace y les diga que no quieren nada con ellos. Lo que hay en estos crímenes es una demostración extrema del dominio que ejerce el hombre”.