•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La madre de la menor desaparecida, Flor Adelina Espinoza Calero, reside en la comunidad Los Llanos número dos, ubicada a unos 15 kilómetros al sur del  municipio de Pueblo Nuevo, Estelí, y asegura que desde las dos de la tarde del 24 de noviembre ha buscado por diferentes lugares de Nicaragua a su hija Yesbeling María Espinoza Calero.Yesbeling María Espinoza Calero

De acuerdo con la versión de la mamá, la niña había sido sacada de su casa con engaño por otra adolescente que vivía en la misma comunidad, la cual fue interrogada por oficiales de investigación de la Policía Nacional, pero señaló que no sabía del paradero de la niña de 12 años y que tampoco la había convencido para que abandonara su hogar.

Encuentran panga, pero no hay rastro de los pescadores

La mamá de la niña aseguró que como es madre soltera, decidió viajar desde su comunidad a Estelí, en donde se desempeña como asistente del hogar. Desde hace 24 meses se trasladó a trabajar como auxiliar del hogar, con el propósito de asegurarse el  sustento de sus dos niños y garantizar que no dejaran de estudiar. 

La niña ahora desaparecida estaba al cargo de su abuela materna Emilia Calero Hernández, la que también está sufriendo por la desaparición de su nieta, la que afirma que se fue de la casa aprovechando que ella salió a realizar unas diligencias.

Además: Condenan a asesino de policía

La niña Yesbeling María Espinoza Calero, que hasta el 12 de diciembre cumplió sus 12 años, cursaba su quinto grado en la escuela Guardabarranco, ubicada en la comunidad Los Llanos número uno.

Condenan a hechor de masacre en Liberia

Flor Adelina Espinoza Calero, sin poder contener el llanto, aseguró que con ayuda de la Policía Nacional la ha buscado por todas partes y la llama por teléfono de manera insistente pero no ha podido comunicarse con ella, por lo que teme que le haya ocurrido algo malo. También hizo un llamado a su hija que regrese a casa, que no le hará nada o a la persona que la tenga en su poder le pide que la devuelva y que no hará nada contra ella, porque lo que más le interesa es que su única niña regrese a su casa. Ya no duerme ni come por estar pensando en ella.