•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal Miguel Obando y Bravo declaró que “se está haciendo un esfuerzo para que tratemos de resolver nuestros problemas por medio del diálogo, que eso es lo importante”, durante una misa realizada  en ocasión de su cumpleaños 92. 

El llamado del cardenal a la paz surgió luego de que se le preguntara sobre cómo valoraba la situación política del país. No obstante, las palabras del prelado en relación a este tema fueron breves. 

La celebración por los 92 años del purpurado se realizó ayer en un auditorio de la Universidad Católica Redemptoris Mater (Unica). El gran ausente en esta actividad fue el magistrado presidente del Consejo Supremo Electoral Roberto Rivas y allegado a Obando y Bravo. También el exembajador de Nicaragua en Costa Rica Harold Rivas no estuvo presente en el evento.

Rivas fue sancionado en diciembre del año pasado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, por supuestos actos de corrupción y violación de derechos humanos. 

Sin embargo, al vitoreo asistieron Josefa Reyes, madre del magistrado Rivas y la hija de este Michelle Rivas quien ocupa el cargo de rectora de la Unica. Tanto Reyes como Rivas, no quisieron referirse a la situación de su familiar. El canciller de Nicaragua Denis Moncada fue uno de los que llegó a felicitar al cardenal. 

Más de 60 años en el sacerdocio

El cardenal Obando y Bravo tiene más de 60 años en la vida sacerdotal. Él es originario del municipio de la Libertad, Chontales. 

Monseñor Eddy Montenegro, uno de los sacerdotes cercano al prelado, durante la homilía de celebración, recordó que Obando y Bravo fue ordenado sacerdote en 1958. Según la agencia oficial de noticias del Vaticano, ACI Prensa, el cardenal estudió en casas de formación salesianas en San Salvador, El Salvador (latín, griego, teología, pedagogía, matemáticas, física y filosofía); en Guatemala, Guatemala (teología); y en Colombia y Venezuela (sicología vocacional).  

Fue profesor de matemáticas y física, en Nicaragua y El Salvador, de 1958 a 1959. El 18 de enero de 1968 fue nombrado obispo auxiliar de Matagalpa. Promovido a la sede metropolitana de Managua, el 16 de febrero de 1970. El 25 de mayo de 1985 recibió el título de cardenal por el papa Juan Pablo II.