•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cuerpo del pequeño Caleb José Finley Urbina, de tres meses de vida, no tenía señales de violencia, al parecer murió asfixiado al darse vuelta entre las sábanas sin que sus padres se dieran cuenta, según el dictamen preliminar del Instituto de Medicina Legal conocido extraoficialmente y confirmado por los familiares. 

Además, la familia paterna señaló que los padres del menor no se percataron del incidente porque estaban consumiendo licor con otras dos personas, todos fueron detenidos por las autoridades policiales, pero ya han sido liberados.

Cristina Velásquez, tía de Denis Finley (el progenitor), aseguró que su sobrino llegó el jueves a las 7:00 a.m. a su casa, ubicada en el barrio El Cenicero, comarca Los Vanegas, mientras estaba sentada viendo televisión. “Mi sobrino me dijo: ‘Estábamos tapineando y en la mañana como a las 5:00 a.m. el niño  grande dice: ‘mamá el niño(el bebé) se murió’. Lo va a tocar y estaba tieso y helado”, relató Velásquez.

Añadió que la relación de Denis Finley con Mariela de la Concepción Urbina es extramarital, pues él desde hace varios años convivía con otra mujer y procrearon una niña de 2 años.

Además, destacó que su sobrino llegó a su vivienda este jueves, a las 9:00 p.m., después de permanecer varias horas en la Estación Cinco de la Policía Nacional durante el proceso de investigación. “Él me dijo que se tenía que presentar a la policía otra vez hasta que saliera el dictamen médico. Dicen que (el niño) se ahogó con una sábana. Él vino llorando de donde estaba el niño muerto, llorando por su hijo”, señaló Velásquez. 

Señalamientos de negligencia

También dijo  que ni los familiares ni los vecinos creen que Denis Finley haya matado a su hijo, porque es padre de otros tres niños y siempre mostró ser un padre cariñoso. “Hubo negligencia de la mamá y de la abuela. Ella está reclamando eso, pero sabiendo que se drogaba con esos hombres le hubiera llegado a quitarle los dos niños a la hija”, dijo Velásquez. 

Por su parte, Arely Hernández, prima del padre del menor fallecido, explicó que la noche que murió el bebé, Denis estaba en la vela de un familiar y Mariela llegó a traerlo para que fueran a tomar licor. “Nosotras somos madres, a cuenta de qué tiene que andar detrás de un hombre. Tiene que cuidar a su hijo y no andar ahí”, señaló Hernández. 

De igual manera, Fátima del Rosario Velásquez, abuela paterna del menor fallecido, dijo que su hijo (Denis) no es agresivo y hay testigos de eso. Además, él tiene dos hijos de su primera esposa, quienes viven con ella, pero él diariamente los llega a visitar. 

Ante la acusación por descuido, considera que su hijo no tiene responsabilidad porque no convive con la madre del menor. “En todo caso yo fui madre soltera, el papá los dejó. Las mujeres pasamos por eso y el mayor cuidado es de la madre”, apuntó Velásquez.  

En la vela

Vecinos de la calle Los Mayorga en la comarca Los Vanegas manifestaron que el cuerpo del bebé fue entregado a los familiares este jueves a las 9:30 p.m. para proceder al velorio.