•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más del 50% de los tramos en el área de carne, en el interior del mercado La Estación, en León, se encuentran cerrados o sin uso, desde hace varios años o meses, situación que tiene inconforme a decenas de comerciantes, instalados en las afueras del centro de compras. 

Mercedes Fátima López, presidenta de la junta directiva del sector Acera en dicho centro de compras, confirmó que hay propietarias de tramos que se dedican a la comercialización de tomates, cebollas, chiltomas y otros perecederos que tienen sus tramos en el interior del mercado, pero los han dejado en el abandono porque se han instalado en el sector del antiguo edificio de la Estación de Ferrocarril, dijo. López detalló que más de 100 tramos en el área interna del mercado se encuentran cerrados o sin utilización. 

“Todos los tramos que están cerrados o sin utilización tienen dueños, pero no los están ocupando, queremos regular esta situación porque no queremos bodegas, que hayan tramos con comerciantes ofreciendo sus productos”, expresó López, quien aseguró que algunos comerciantes están alquilando sus tramos, situación que está en contra de la ordenanza municipal que rige a los mercados.

Por poca afluencia

Jamileth Centeno, quien tiene 15 años de vender carne de res en dicho centro de compras,  admitió que hay negocios vacíos y sin utilización. 

“Los propietarios de la mayoría de estos negocios han decidido abandonarlos y trasladarse a otros sitios del mercado por la poca afluencia de personas que circula en este sector, tienen que hacerlo para evitar fracasar”, afirmó Centeno.

Centeno resaltó que en dicho sector hay más de 20 negocios que se encuentran vacíos. “La mayoría de comerciantes que han abandonado sus tramos se han ido fuera del país porque han fracasado, es por eso que vemos tramos vacíos o cerrados”, contó.

Julio Hernández, uno de los comerciantes en las afueras del sector de la farmacia San Martín, destacó que desde hace dos años solicitó un tramo para su negocio de zapatos. 

“Es una grosería que hayan tramos vacíos y que muchos comerciantes estemos bajo el sol o soportando lluvia para ganarnos el pan de cada día, mientras otros han dejado abandonados los tramos en el interior del mercado La Estación”, relató Hernández.